¡Todas mis amigas están embarazadas! (y yo no)

Comentar: (0)

Compartir:

El embarazo parece ser contagioso: no es raro que en un grupo de amigas muy cercanas, la noticia se repita y muchas de ellas se queden embarazadas con poco tiempo de diferencia. Pero, ¿qué pasa cuando tú eres la que no sigue esta tendencia? Ya sea porque aún no te ha tocado, o porque lo último que quieres en tu vida es un bebé, ¿cómo lidiar con el hecho de que muchas amigas estén convirtiéndose en madres y tú no?

Acepta tus sentimientos

Es normal que sientas cosas que no te agraden: celos porque ellas esperan un bebé y tú aún no, miedo a quedarte sola cuando tus amigas estén centradas en sus hijos, enojo porque tus tratamientos de fertilidad aún no dan resultado, tristeza porque se han terminado las noches de amigas yendo de marcha y a beber unos tragos… No te sientas culpable. A ellas, por supuesto, debes demostrarles apoyo y escucharlas. Pero en privado puedes permitirte cualquier emoción, incluso las que no compartes. Después de todo, tú no escoges qué sentir.

Escoge las situaciones de las que participar

Una cosa es aceptar que tus amigas tengan bebés, y otra es acompañarlas a comprar el ajuar, escuchar hablar de pañales y de chupetes todo el día, o acudir a un baby shower tras otro… No te martirices, puedes valerte de alguna excusa para escapar a esta clase de compromisos y darte algo de aire entre tanta “fiebre de bebé”. Con las amigas más cercanas, lo mejor es invitarlas a actividades que ambas disfruten para que no estén tan monotemáticas: ¿por qué no ir al cine, o a comer afuera, ahora que aún tienen tiempo para salir?

Ábrete a nuevas amistades

Si muchas de las mujeres de tu círculo están en una etapa de la vida muy diferente a la que te toca atravesar a ti, puede ser muy difícil. Es normal que te sientas sola y aislada, pero también puede ser la oportunidad que necesitas para hacer nuevas amigas. ¿Por qué no tomar un curso de idioma, apuntarte en un gimnasio, o unirte a un taller de arte?  Ello no implica que reemplaces a tus viejas amistades con hijos, sino que te abras a conocer más personas, sabiendo que allá fuera aún hay muchos con quienes compartir tus intereses.

Valora tu vida actual

Por último, incluso si te mueres por tener tú también un bebé pronto, no está de más que aprecies todas las cosas que puedes hacer y que tus amigas embarazadas o con hijos ya no. Disfruta de dormir toda la noche de corrido, de salir hasta tarde, de no estar atada a los horarios y de poder disponer de tu dinero como mejor te plazca. Es posible que en un futuro tú también tengas hijos y la situación cambie. Hasta tanto, ¡saborea tu vida tal cual es!

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies