Beneficios del masaje perineal para evitar desgarro y episiotomía » LetsFamily
embarazo
Masaje Perienal

Beneficios del masaje perineal para evitar desgarro y episiotomía

El masaje perineal es una medida física preventiva aplicable durante el embarazo. Puede proteger contra el trauma perineal, principalmente  desgarros y episotomías en las mujeres primíparas.

Lo mejor es preparar el periné varias semanas antes del parto. Así como muchas matronas e instructoras de cursos preparto recomiendan realizar ejercicios Kegel, también puedes incorporar una rutina de masajes en el tercer trimestre del embarazo. Lo ideal es comenzar entre la semana 32 y la 34 de embarazo para aprovechar al máximo sus ventajas. El masaje puede hacerse todos los días durante 5 o 10 minutos.

¿Cómo hacer el masaje?

Debes tener las manos muy limpias, sentarte en una postura cómoda e introducir un dedo dentro de la vagina, unos 4 o 5 centímetros. Entonces se realiza una presión sobre las paredes de la misma, imitando la sensación de la presión de la cabeza del bebé, hasta que experimentes una sensación de escozor. En ese momento, procura relajarte y respirar profundo, para ir familiarizándote con estas molestias, que emulan lo que sentirás en el momento en que tu bebé descienda por el canal de partos. Después, la presión debe aplicarse hacia uno y otro lado de las paredes vaginales hasta que se repita la sensación de ardor. Conviene obviar la presión en la zona de la uretra (por donde sale la orina) para prevenir infecciones. El masaje puede finalizar con una leve presión sobre el exterior del perineo.

Puede que tú misma te apliques el masaje, o bien que lo haga tu pareja si ambos os sentís cómodos.

¿Qué ventajas ofrece el masaje perineal?

  • Ayuda a mejorar la elasticidad y favorece la circulación sanguínea de los músculos de la zona durante el parto.
  • Reduce la incidencia de episiotomías y dolor posparto. Incluso en el caso de que sufras lesiones durante el parto, si tienes el perineo elástico y fortalecido, las heridas cicatrizarán antes.
  • Te ayuda a familiarizarte con las sensaciones de presión que experimentarás.
  • Permite la participación de la pareja
  • Fácil de realizar y sin efectos perjudiciales.