Trastornos posparto de la salud mental » LetsFamily
embarazo

Trastornos posparto de la salud mental

Tristeza posparto (baby blues)

Es un término que se utiliza para designar ese estado de melancolía, tristeza y desánimo que afecta a tantas mujeres a los pocos días del parto. Suele coincidir con la bajada de la leche y se atribuye a causas hormonales, así como también a la difícil experiencia de los primeros días lidiando con el bebé. Pero hay que diferenciarlo de una verdadera depresión posparto, ya que el baby blues suele desaparecer por sí solo con el transcurso de las semanas.

Ansiedad posparto

Se calcula que una de cada diez mujeres experimenta ansiedad a lo largo del primer año de convertirse en madres. Los síntomas pueden incluir insomnio e irritabilidad, preocupaciones excesivas, y síntomas físicos tales como sudoración, mareos, sofocos, hormigueo de pies y manos, etc. Algunas mujeres hasta experimentan ataques de pánico. La ansiedad suele estar disparada por las nuevas responsabilidades como madres, y suele conllevar sentimientos de angustia y una constante agitación.

Estrés postraumático

Un embarazo complicado o un parto muy difícil pueden conllevar estrés postraumático en la mujer, quien revive una y otra vez la experiencia negativa dentro de su mente. Padecen pesadillas en las que se revive el parto, hablan sistemáticamente del acontecimiento o, por el contrario, evitan todo aquello que se los recuerde. Las mujeres que llegan al parto con expectativas muy altas que después no se cumplen (por ejemplo, si soñaban con un parto natural en casa pero han debido ser internadas para una cesárea de urgencia) suelen sentirse culpables por ello.

TOC posparto

El miedo a que el bebé se lastime o se enferme puede hacer que algunas madres desarrollen conductas compulsivas respecto a la higiene (por ejemplo, lavarse sistemáticamente las manos, o lavar una y otra vez la ropa del recién nacido), o la seguridad (revisar reiteradas veces la llave de gas o la cerradura de la casa). Peores aún son los pensamientos obsesivos de hacerle daño al bebé, que están relacionados con el trastorno más grave de todos, del que hablaremos a continuación.

Psicosis posparto

Se trata de una versión extrema de la depresión posparto que incluye, además de sentimientos negativos, pensamientos recurrentes suicidas. Se pierde el contacto con la realidad, aparecen manías y hasta alucinaciones. Esta enfermedad, si bien muy rara, es muy seria, requiere de tratamiento médico de inmediato para prevenir que la madre se dañe a sí misma o al bebé.

Debes saber que los problemas de salud mental posparto siempre pueden mejorar con la ayuda y el tratamiento adecuados.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: