Trucos para prevenir las estrías en el embarazo » LetsFamily
embarazo

Trucos para prevenir las estrías en el embarazo

Los cambios que experimenta tu cuerpo desde que comienza la gestación son muchos. De hecho, tu organismo vivirá una auténtica revolución. La mala noticia es que algunos de esos cambios pueden dejar marcas físicas que seguirán ahí cuando tu cuerpo vuelva a la normalidad previa al embarazo. Nos referimos a las temidas estrías, contra las que no hay mucho que hacer una vez que aparecen. Sin embargo, puedes presentarles batalla para que no lleguen a salir. La regla de oro es hidratar, hidratar y volver a hidratar.

Estas son algunas de las prevenciones que puedes tomar. 

  • Crema hidratante dos veces al día. La razón de que aparezcan las estrías es que la piel de pecho, tripa y también de la zona de las caderas se estira cuando esas partes de nuestro cuerpo van cogiendo más volumen, y la falta de elasticidad de la piel hace que se produzcan pequeñas roturas que conocemos como estrías. Sin embargo, con crema hidratante podemos conservar nuestra elasticidad y estar preparadas para que esa distensión se produzca sin marcas. Lo ideal es que te eches crema hidratante dos veces al día.
  • Beber mucha agua. El objetivo es el mismo: que la piel esté hidratada para favorecer la elasticidad. Por eso, pero sobre todo porque es bueno para el organismo, debes seguir bebiendo al menos dos litros de agua diarios.
  • Dieta equilibrada. Reducirás la posibilidad de que aparezcan las estrías si llevas una dieta sana y equilibrada que además sea rica en magnesio y vitaminas A, C y E.
  • Poco sol. En lo posible, evita tumbarte al sol o, si lo haces, no te dejes la protección solar en casa. El sol reseca la piel y hace que pierda elasticidad.
  • Masajea las zonas de la piel donde puedan aparecer estrías. Cuando te des la crema hidratante, procura hacerlo con suaves masajes en forma de círculo para activar la circulación. 
  • Usa aceite de rosa mosqueta. Este aceite tiene propiedades regenadoras para la piel, por lo que también se usa una vez que empiezan a salir las estrías, pero lo ideal es usarlo antes ya que ayuda a mantener la piel hidratada y elástica.
  • Mejorar la circulación. La irrigación vascular suele empeorar en el embarazo, por eso siempre es buena idea favorecer la circulación con un poco de agua fría al final de la ducha.