5 excelentes ejercicios en el embarazo | LetsFamily
embarazo

5 excelentes ejercicios en el embarazo

El ejercicio tiene innumerables ventajas, tanto en lo físico como en nuestro estado de ánimo. Ahora, ni todos los embarazos son iguales, ni te puedes ejercitar de la misma manera en todas las etapas. Aquí te recomendamos cinco ejercicios óptimos, pero para diferentes circunstancias. ¡Elige el tuyo!

Ciclismo

En principio, la bicicleta y el embarazo son compatibles, a no ser que el médico indique lo contrario. Si ya estás habituada a andar, puedes continuar haciéndolo desde el primer trimestre (aunque no deberías comenzar ahora si no lo venías haciendo desde antes de quedarte embarazada). Por supuesto, estamos hablando de paseos suaves, no de entrenamiento con bicicletas de montaña ni en terreno escarpado o irregular.

Ya en el segundo y el tercer trimestre es preferible cambiar la bicicleta de paseo por una fija, para evitar riesgos de caídas y seguir beneficiándote de este excelente ejercicio.

Jogging y caminatas

Correr y trotar son ejercicios excelentes, pero a no ser que ya seas una corredora habitual, el embarazo no es el momento de comenzar esta práctica. En cambio, las caminatas son seguras y las puedes realizar en cualquier etapa del embarazo, siempre respetando las reglas de no fatigarte y de mantenerte bien hidratada. Incluso en el tercer trimestre puedes beneficiarte dando breves paseos.

Natación

El agua nos ofrece soporte, nos hace sentir livianas y resulta sumamente segura en cualquier trimestre del embarazo (salvo que el médico te indique lo contrario porque tienes algún factor de riesgo, como hemorragias, incompetencia cervical , etc.). Flotar en el agua te ayudará a relajarte, aliviar dolores de espalda y de piernas, etc. Además, muchas embarazadas afirman que les sirve para conectarse con su bebé.

Estiramientos

Esta clase de ejercicios también se pueden ir ajustando a los diferentes trimestres y a tus necesidades. Lo mejor de todo es que los puedes hacer en casa en pocos minutos diarios. En el primer trimestre puedes tumbarte de espaldas, aunque deberías dejar de hacerlo en los trimestres sucesivos. Recuerda que los estiramientos deben ser suaves ya que tus articulaciones están más flexibles y puedes provocarte una lesión si te exiges demasiado.

Yoga prenatal

Es el ejercicio perfecto en cualquier momento del embarazo, pero más aún en el tercer trimestre. Incluso lo pueden realizar algunas mujeres que, con un embarazo de riesgo, tienen contraindicados otros ejercicios. La clave es encontrar instructores que se especialicen en yoga para futuras madres y que te estimulen a que solo hagas determinados ejercicios que sean seguros. Además de prepararte para el parto y para manejar el dolor con técnicas respiratorias, el yoga también te ayuda a bajar la ansiedad y a disfrutar más de las últimas semanas previas al parto.

¿Ya tienes una rutina de ejercicios para tu embarazo?