¿A qué se llama parto precipitado? | LetsFamily
embarazo

¿A qué se llama parto precipitado?

¿Cuándo se considera que un parto es precipitado?

Se suele dividir el trabajo de parto en tres partes, a saber, la dilatación, la expulsión (o el nacimiento del bebé) y el alumbramiento, como se conoce a la expulsión de la placenta. Pues bien, se calcula que en total este proceso suele durar un promedio de 12 horas (que a veces son 6, y en otros casos pueden ser más de 18, sobre todo con primerizas). En cambio, cuando se trata de un parto precipitado, los tiempos son mucho más rápidos que lo normal: nos referimos a un parto con una duración total de 3 horas o aún menos.

¿Qué tan común es experimentar este tipo de partos?

Los casos de bebés nacidos en el autobús o en una estación de trenes son extremos y particularmente extraños. Bueno, ¡que por eso es que salen en las noticias! Pero lo cierto es que alrededor de uno cada 10 partos se considera rápido o precipitado (aunque las cifras descienden a un 3 por ciento si solo consideramos los nacidos a término). Y algo para tener en cuenta, si bien todas hemos escuchado decir que cada embarazo y cada parto son diferentes y que lo que te ocurrió la primera vez no tiene por qué volver a pasar, en el caso de parto precipitado, la probabilidad aumenta cuando ya has tenido un primer parto con estas características.

¿Por qué se produce?

Un parto puede ser más rápido de lo normal por diferentes motivos. En general se conjugan varios factores, como ser unas contracciones más fuertes de lo normal, menor resistencia del cuello del útero o un bebé pequeño (y es por eso que los partos precipitados son más comunes en bebés prematuros).

Es necesaria una aclaración, y es que no hay que confundir los partos precipitados con otros casos donde la mujer demora en acudir a la maternidad por no tener registro o conciencia de las pautas de alerta que indican que está por nacer el bebé. Y aún existen registros de partos sin aviso en mujeres que hasta el día en que dan a luz ignoraban su condición de embarazadas, sin que ello implique que el parto en sí haya sido precipitado.

Puede que en un primer momento la idea de parir en forma tan rápida parezca más sencilla, pero el parto precipitado puede ser riesgoso tanto para la parturienta como para su bebé. Hablaremos de ello en este artículo