Ácido fólico, un perfecto aliado en el embarazo | LetsFamily
embarazo

Ácido fólico, un perfecto aliado en el embarazo

Pero, ¿cuánto tomar? ¿Y desde cuándo? Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, lo ideal es que si estamos planeando quedarnos embarazadas o ya lo estamos tomemos a diario entre 400 y 800 microgramos. Y si nos encontramos en el período de lactancia, 300 mcg por día. Para hacernos una idea de cuánto significan esas cantidades, los especialistas recuerdan que una dieta equilibrada puede aportar alrededor de 250 mcg al día.

Los ginecólogos consideran especialmente importante que no haya deficiencia de esta vitamina durante el primer trimestre del embarazo, ya que  la salud del tubo neural del feto se define en gran medida durante las cuatro primeras semanas de gestación. Por esa razón, aunque deberíamos ingerir siempre la cantidad adecuada de ácido fólico, ya que también es esencial para nuestro sistema nervioso y para la regeneración de las células y ayuda a regular los niveles de homocisteína, durante las primeras semanas del embarazo es aún más importante no olvidarnos del ácido fólico.

Zumo y cerveza sin alcohol

El ácido fólico, también conocido como vitamina B9, está presente en alimentos como los anteriormente citados. Pero no son los únicos productos donde podemos hallarlo. También el zumo de naranja natural o la cerveza -sin alcohol- aportan grandes dosis de ácido fólico que pueden cubrir nuestras necesidades. De hecho, la cerveza es uno de los productos con mayor aporte: consumir un botellín sin alcohol durante el embarazo aporta hasta el 7,5% de la cantidad diaria recomendada en embarazadas, explican los especialistas.

A pesar de la importancia del consumo de ácido fólico, según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia sólo el 30% de las españolas lo ingiere como medida preventiva de futuras malformaciones fetales. Por esa razón lanzó la campaña “¿Estás preparada?” con la que invitaba a la mujer a acudir a su ginecólogo en el momento en que pensara quedarse embarazada para que recibiera una cartilla preconcepcional con todos los consejos necesarios para preparar la gestación, entre los que figura la ingesta de ácido fólico.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: