¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes del postparto? | LetsFamily
embarazo
Complicaciones postparto

¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes del postparto?

Infecciones

Cualquier fiebre de más de 37,5º que aparezca en las seis semanas posteriores al parto ha de ser motivo de consulta médica, pues probablemente sea síntoma de un proceso infeccioso. Las infecciones más frecuentes suelen ser las que afectan el aparato genital y el útero, aunque también pueden aparecer tromboflebitis (cuando se inflama una vena), mastitis (cuando se inflaman los pechos porque se obstruye algún conducto mamario, muy frecuente como consecuencia de la subida de la leche) o la endometritis, más frecuente en quienes pasaron por una cesárea.

 

Hemorragias

Las causas son diversas: atonía uterina, un posible desgarro, restos de placenta que quedaron dentro del útero. Puede ser muy grave si se produce en las primeras 24 horas. La hemorragia postparto no debe confundirse con los loquios (pérdidas normales después del parto, que disminuyen su intensidad y su coloración después de unos días.

 

Hemorroides y estreñimiento

Son molestias mucho menos graves que las anteriores, y también mucho más frecuentes. Las hemorroides pueden aparecer durante el embarazo, o después del parto, producto de la fuerza y la presión excesiva en la musculatura del área. El estreñimiento puede deberse tanto al desajuste hormonal como simplemente, al miedo al dolor al evacuar. Una dieta rica en fibra puede ayudar a que te regularices.

 

Incontinencia urinaria

El suelo pélvico puede quedar debilitado después de dar a luz, y esto puede causar escapes involuntarios de orina. Es posible prevenir este problema realizando ejercicios Kegel durante el embarazo. Ahora bien, si sientes dolor o ardor al orinar, también puede ser debido a una infección urinaria. En ese caso necesitarás antibióticos.

 

Depresión postparto

Es normal que experimentes cambios emocionales, cierta tristeza o desazón los días posteriores al nacimiento de tu bebé. Las hormonas, la falta de sueño, el miedo al asumir de repente tan grande responsabilidad, todo ello contribuye al “baby blues”, trastorno muy común que desaparece por sí solo con el correr de las semanas. Pero si tu malestar no disminuye sino que se acrecienta, si comienzas a atravesar por pensamientos suicidas, te sientes incapaz de cuidar de tu bebé, o fantaseas con dejar todo atrás, ello podría implicar que estás sufriendo depresión postparto, un trastorno psicológico que requiere de tratamiento médico. Pide ayuda cuanto antes, porque la depresión librada a su suerte no mejorará sino todo lo contrario.