Primera regla después del parto - La menstruación posparto
embarazo

¿Cuándo viene la regla después de dar a luz?

Una de las preguntas que tienen muchas mujeres que están a punto de tener un bebé es conocer cuándo viene la primera regla después del parto. En este artículo queremos revelarte algunas de las características de la menstruación tras el posparto, entre las que se encuentra el tiempo que tarda en llegar tras haber dado a luz.

¿Qué sucede tras el parto?

Cuando se da a luz, hay que tener presente que el útero de la madre requiere de unos quince días para que poco a poco pueda volver a la normalidad en cuanto a tamaño como posición. Por otro lado, se va cerrando la vagina, la vulva y el cuello uterino. Además, también va desapareciendo la flacidez abdominal.

Este periodo de recuperación tiene un nombre, puerperio, y su duración es diferente de una mujer a otra aunque dura normalmente unos 40 días, pudiendo extenderse a alguna semana más. En caso de que se alargue demasiado, lo recomendable es acudir al médico.

Lo mismo que sucede con el cuerpo, es lógico que la menstruación requiera determinado tiempo para poder regularizarse de nuevo. Esto se debe a que durante todo el proceso del embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta un gran desajuste hormonal, lo que lleva a la ausencia de la regla. Además, hay que recalcar que es posible que se experimenten algunas pérdidas durante esta etapa.

La lactancia materna también importa

Además de que todas las mujeres no son iguales, hay que destacar que uno de los aspectos que también puede hacer que el ciclo hormonal tarde más en volver a su estado normal es la lactancia materna aunque puede llegar a darse el caso de que la primera menstruación tras el embarazo pueda aparecer durante esta etapa.

Aparte de la lactancia, hay otros factores que pueden retrasar la aparición de la regla como por ejemplo de si se trata del primer parto vaginal, lo que puede hacer que la aparición de la menstruación tarde más tiempo en aparecer.

A ello, hay que sumarle otros aspectos como la cantidad de sangre que se haya llegado a perder durante el embarazo. En caso de que se haya perdido bastante, es muy posible que la regla tarde más en volver. Finalmente, la herencia genética de la mujer también puede influir en este aspecto.

Para finalizar, hay que recordar que la primera menstruación tras haber tenido un hijo puede llegar a ser bastante abundante, por lo que no hay que asustarse y estar preparada con compresas  ultra absorbentes o incluso pañales especiales para adultos y no utilizar tampones porque no podrán contener la cantidad.

Poco a poco, la situación se irá normalizando cuando el útero vuelva a su estado natural y las menstruaciones vuelvan a ser como antes del embarazo.