Vacaciones durante el embarazo| Matrona Leticia del Valle | LetsFamily
embarazo
Vacaciones durante el embarazo

Vacaciones durante el embarazo ¿Dónde, cuándo, cómo…?

Llega el buen tiempo, el verano y para la mayoría de vosotras las deseadas vacaciones.  Y como con casi todo lo que ocurre durante el embarazo os preguntaréis  ¿cuándo, cómo y dónde puedo irme de vacaciones durante el embarazo?

¿Cuándo puedes irte de vacaciones?

Teóricamente el primer y el tercer trimestre es cuando  más molestias puedes tener, lo que convierte al segundo trimestre en el más recomendable a la hora de viajar. Pero en realidad, puedes irte de vacaciones en cualquier momento del embarazo. Lo más importante es que te encuentres bien y te apetezca. Hay meses en los que física y emocionalmente estás estupenda y llena de energía con lo que tendrás ganas de disfrutar de un sitio nuevo y bonito para desconectar de tu día a día. Y otras veces te puede apetecer justo lo contrario, algo conocido, no muy lejos de casa y que no te quite mucha energía.

También es lógico pensar que si tu embarazo es de riesgo y requiere reposo o la fecha probable de parto está próxima no conviene alejarse mucho del lugar donde has elegido que nazca tu bebé por muy bien que te encuentres.

Otro aspecto que tienes que tener en cuenta a la hora de  planificar las fechas  son los controles  que coinciden en tus días de vacaciones. Ten en cuenta que  hay una serie de pruebas que se realizan en determinadas semanas porque son más fiables. Algunas de ellas bastante importantes, por lo que no debes saltártelas ni posponerlas. Habla con tu ginecólogo o matrona para organizar las citas necesarias.

¿Cómo puedes irte de vacaciones embarazada?

Viajar en coche

¡Sin ningún problema! siempre que utilices el cinturón de seguridad adaptado para el embarazo y que realices paradas cada dos horas aproximadamente para estirar las piernas, comer o beber algo, hacer ejercicios circulatorios e ir al baño.

Viajar en tren embarazada

Resulta muy cómodo ya que te puedes levantar en cualquier momento, puedes descansar y dispones de baño y cafetería.

Viajar en avión

Viajar en avión es seguro en el embarazo, pero las compañías suelen pedir un justificante médico donde indique que el parto no está próximo cuando se acercan las últimas semanas. Infórmate antes de sacar los billetes de que requisitos te piden, especialmente si el vuelo es de largo recorrido. Estando embarazada tienes prioridad a la hora del embarque. Escoge un asiento donde puedas estirar las piernas, sobre todo en viajes largos. Lo ideal es sentarte en los asientos del pasillo para que puedas levantarse cómodamente para ir al baño o pasear un poco y activar la circulación. Recuerda mantenerte bien hidratada durante todo el viaje.

Viajar en autobús

Es el  más incómodo en el embarazo si la distancia es larga. Tienes que ir sentada todo el trayecto, no suele haber baño y no puedes elegir cuando parar.

¿Dónde puedes irte de vacaciones estando embarazada?

  1. Lo más importante es que elijas un destino donde te aseguren una atención sanitaria adecuada. Infórmate de los medios y de las coberturas médicas con las que puedes contar  en caso de alguna complicación. Recuerda llevar siempre todo tu historial del embarazo.
  2. Asegúrate de que habrá unas condiciones mínimas de higiene respecto a la calidad del agua y los alimentos  que puedas tomar.
  3. Si quieres viajar a otro país, no elijas países tropicales o zonas endémicas y evita lugares donde sean necesarias vacunas  ya que pueden suponer un riesgo para tu bebé.
  4. Descarta destinos situados a más de 3000 metros de altura. En altitudes elevadas hay menos suministro de oxígeno lo que aumenta el riesgo de complicaciones en la placenta.
  5. Evita destinos con temperaturas o climatología extrema. En el embarazo te costará más adaptarte al frío y al calor.
  6. Elige un lugar relajante donde puedas descansar, que sea cómodo y sin horarios estrictos para comer o dormir.
  7. Si vas a alojarte en un hotel pregunta si tienen la opción “babymoon”. Son paquetes  especiales con tratamientos exclusivos para embarazadas: masajes, circuitos termales, dietas personalizadas para embarazadas…

Playa, montaña, ciudad….cuatro días  o un mes. Ya ves que solo se trata de tener un poco de lógica y no correr riesgos innecesarios cuando hay tantas opciones seguras como circunstancias posibles. Mi consejo es que  no fuerces ninguna situación. Intenta adaptar tus vacaciones a lo que más necesites en ese momento y aprovéchalas para quererte y cuidarte estés donde estés.

 

Matrona Leticia Del Valle