El lupus y la mujer embarazada | LetsFamily
embarazo
lupus en el embarazo

El lupus y la mujer embarazada

El lupus es una enfermedad predominantemente en mujeres jóvenes, por eso la cuestión del embarazo es
frecuente y de vital importancia. Sin embargo, es importante aclarar que el embarazo no siempre está contraindicado en el caso de la mujer padezca esta enfermedad.

El lupus puede aumentar el riesgo de algunos problemas durante el embarazo.

¿De qué problemas hablamos?

  • Exacerbaciones del lupus. Durante el embarazo o en los primeros meses después de dar a luz, es posible que tengas crisis. Si tienes el lupus en remisión o bajo buen control, es menos probable que esto ocurra.
  • Preeclampsia. Es un cierto tipo de presión arterial alta que sólo tienen las embarazadas.
  • Nacimiento prematuro. Antes de las 37 semanas.
  • Aborto espontáneo. Antes de las 20 semanas de embarazo.
  • Nacimiento sin vida. Sucede cuando el bebé muere en el útero después de las 20 semanas de embarazo.

Si la enfermedad ha estado bien controlada durante al menos 6 meses antes del embarazo, es menos probable que tengas complicaciones. De todas formas, es recomendable que hables con tu médico antes de quedar embarazada para ver cuál es el momento más seguro para quedar embarazada.

¿Qué problemas puede causar el lupus a tu bebé?

La mayoría de los bebés cuyas madres tienen lupus son sanos. Sin embargo, algunos bebés pueden enfrentar riesgos de salud como por ejemplo:

  • Nacimiento prematuro. Alrededor de 3 de cada 10 bebés de madres con lupus nacen prematuramente. Es posible que los bebés prematuros deban quedarse en el hospital más tiempo o que sufran más problemas de salud que los bebés nacidos a término completo (39 a 41 semanas de embarazo).
  • Lupus neonatal. Alrededor de 3 de cada 100 bebés nacen con esta forma temporal de lupus. Esta
    enfermedad causa sarpullido y problemas en la sangre, pero suele desaparecer para los 6 meses de edad. Sin embargo, hasta la mitad de esos bebés tiene un problema del corazón llamado bloqueo cardíaco, el cual causa un ritmo cardíaco lento. El bloqueo cardíaco suele ser permanente. Algunos bebés necesitan un marcapasos para que el corazón pueda latir regularmente.

Para la mayoría de las mujeres con lupus, quedar embarazada no es más difícil que para las demás. Cuando la infertilidad es un problema, los medicamentos para el lupus, y no la enfermedad misma, son probablemente los culpables. Principalmente en el caso de la ciclofosfamida (Cytoxan), agente inmunosupresor administrado para enfermedades autoinmunes severas, como el lupus que se ha complicado con trastornos graves del sistema nervioso o los riñones.

Según estudios recientes, las mujeres de más de 30 años tienen cerca de un 75% de riesgo de infertilidad si se le trata con cytoxan. Esto se debe a que el fármaco puede causar daño prematuro a los ovarios, resultando en infertilidad irreversible. Los estudios también muestran que el leuprolide (Lupron), medicamento
hormonal, puede ayudar a disminuir el riesgo de esterilidad en mujeres bajo tratamiento con cytoxan.

Aunque la mayoría del resto de las medicinas no tiene efectos secundarios de fertilidad graves, algunas pueden afectar al feto desde los primeros días de la gestación. Dado que los efectos de ciertos fármacos pueden permanecer en el cuerpo por algún tiempo después la suspensión del mismo, lo ideal es que colabore con su doctor para eliminar por completo los medicamentos dañinos, y quizá sustituirlos por unos menos riesgosos.

El mejor momento para hablar con tu médico sobre suplementos con ácido fólico y vitaminas prenatales es antes de quedarte embarazada, lo cual puede ayudarte a disminuir el riesgo de ciertos defectos congénitos.

En general, un embarazo es poco complicado siempre que sea programado sin actividad de la enfermedad y sin medicación como ciclofosfamida, metotrexato y micofelonato. Pacientes de alto riesgo necesitan más control, pero, en principio, solo está contraindicado en mujeres con hipertensión pulmonar.

Para obtener más información puedes consultar la web de la Federación Española de Lupus (felupus.org).