Hipnoparto: supera tus miedos y afronta el parto con seguridad y confianza | LetsFamily
embarazo

Hipnoparto: supera tus miedos y afronta el parto con seguridad y confianza

Calma, tranquilidad, intimidad, trabajo, fortaleza, empoderamiento, euforia… Son algunos de los adjetivos con los que describiría el nacimiento de mi hija hace un año. Desafortunadamente, muchas mujeres no lo viven así. El miedo al parto y la medicalización del mismo pueden hacer que éste se afronte con miedo e inseguridad. Tener miedo al parto es algo muy común: miedo al dolor, a lo desconocido, a fracasar, a perder el control, etc. En nuestra sociedad dar a luz se presenta como algo peligroso y doloroso

¿Quién no ha escuchado alguna vez la expresión “duele más que un parto”? O, ¿Solo damos a luz otra vez porque estamos diseñadas para olvidar el dolor? De ahí que la mayoría de madres lleguen al parto con ciertas preconcepciones que pueden a su vez complicar el proceso natural. Y es que el parto está dirigido por una delicada combinación de hormonas que puede verse afectada por nuestros propios pensamientos.  Ser conscientes de nuestros miedos e inquietudes y haber trabajado en ellos previamente mejorará nuestra experiencia de dar a luz.

El hipnoparto se basa en que el parto es un proceso natural ligado a nuestro instinto y en que nuestro cuerpo sabe cómo dar a luz. Para que el parto natural fluya como debe tenemos que sentirnos seguras. Es fácil entender la importancia de sentirse segura cuando nos comparamos con otras especies de mamíferos. Cualquier mamífero parará o ralentizará el parto si detecta un estímulo negativo o peligro. Por ejemplo, un depredador.

En nuestro caso, nuestro instinto de supervivencia hará lo mismo si nos sentimos en peligro, aunque el peligro no sea “real” y esté solo en nuestra mente: ¿Me estará pasando lo que le pasó a mi amiga? ¿Será normal como me siento? Son muchas las dudas y preocupaciones que pueden inundar nuestra mente. Y ¿Cuántas intervenciones empiezan por un parto lento o que no avanza? Las técnicas de hipnoparto trabajan esos miedos e inquietudes durante el embarazo a través de información, técnicas de relajación, autohipnosis y meditación guiada para llegar al parto con positividad, seguridad y confianza.

En los últimos 20 años, son muchos los estudios que han demostrado la efectividad del hipnoparto. En 2006 un estudio demostró que las madres que incluyeron hipnoparto en su preparación se sintieron significativamente más satisfechas con su experiencia de dar a luz. Este mismo estudio también demostró que la preparación con hipnoparto reduce o anula completamente la ingestión de analgésicos durante y después del parto (Cochrane, 2006). Además, ya en 1993 un estudio estadounidense demostró que la preparación con hipnoparto acelera el proceso de dar a luz (Jenkins, 1993). Es decir, el hipnoparto facilita tener partos más cortos, menos dolorosos y experiencias más positivas. Además, aplicar las técnicas de hipnoparto no conlleva ninguna desventaja ni efecto secundario.

La satisfacción de la madre con la experiencia de dar a luz ha pasado a un segundo plano, pero es sumamente importante para favorecer el vínculo, la lactancia y el desarrollo del bebé. Un parto natural no intervenido conlleva que en el momento del nacimiento se segreguen unos niveles de hormonas que facilitan el vínculo tanto en el cerebro de la madre como del bebé y se inicie el apego y la lactancia. El hipnoparto también es de gran ayuda en todos los escenarios posibles, incluso cuando hay complicaciones para mantener la calma y afrontar intervenciones necesarias con positividad. De hecho, muchas de las técnicas se pueden aplicar a muchos aspectos de la vida cuotidiana.

Por último, el dolor en el parto está muy ligado a la tensión, a menudo ocasionada por los mismos miedos, y a la expectativa de sentir dolor. Consuelo Ruiz Vélez-Frías, una matrona española que luchó por la eliminar la medicalización del parto, en el libro “El parto sin dolor” que recoge sus enseñanzas documenta casos de partos indoloros gracias a la eliminación del miedo a través de información. Si las hormonas responsables del parto funcionan como deben, y para ello es importante sentirse segura y tranquila, el mismo cuerpo genera calmantes naturales, las beta-endorfinas.

Cuando miramos al parto como lo que es, un acto natural, es inevitable preguntarse ¿Es necesaria tanta preparación? Si nuestro cuerpo sabe cómo parir, al final lo importante es poder dejarse llevar. Desde mi experiencia como madre, a veces, dejarse llevar es lo más difícil.

El hipnoparto ayuda a confiar en tu cuerpo para que cuando llegue el día puedas dejarte llevar con confianza y seguridad para que tu cuerpo haga lo que ha sido diseñado para hacer.

Mi experiencia personal me llevó a formarme como instructora de hipnoparto en Reino Unido y a compartir todo lo que sé en mi libro “Hipnoparto: preparación para un parto positivo” con el fin de ayudar a otras madres a empezar la aventura de la maternidad de la mejor manera posible.

 

Carmen Moreno

 

REFERENCIAS

Smith CA, Collins CT, Cyna AM, and Crowther CA. Complementary and alternative therapies for pain management in labour (Review) (Tratamientos alternativos para tartar el dolor de parto) Cochrane Database of Systematic Reviews 2006, Issue 4. Art. No.: CD003521. DOI: 10.1002/14651858.CD003521.pub2. Disponible en: https://www.nice.org.uk/ (última consulta Febrero 2018)

Jenkins MW, Pritchard MH. Hypnosis: practical applications and theoretical considerations in normal labour (Hipnosis: aplicaciones prácticas y consideraciones teóricas en el trabajo de parto normal.) Br.J Obstet.Gynaecol. 1993;100(3):221-6.