Ideas para conciliar la vuelta al trabajo y la lactancia | LetsFamily
embarazo
Leche materna y trabajo

Ideas para conciliar la vuelta al trabajo y la lactancia

Sí, es posible volver al trabajo y seguir dando el pecho a tu bebé. La legislación protege a la madre lactante y a su hijo o hija y muchas empresas tienen previstas medidas adicionales en sus políticas de conciliación familiar.

Planificar es la clave

Como en tantos aspectos de la maternidad y la crianza, la planificación es fundamental para poder prolongar la lactancia materna.

Puedes dar el pecho a tu bebé antes de irte a trabajar y al regresar

Durante tu ausencia, otra persona puede darle biberones de tu leche. Para hacerlo conviene ir sacándote leche y congelándola con unas semanas de antelación, de manera que tengas un remanente preparado.

Leche congelada

Si guardas leche congelada, apunta en cada bolsa o recipiente el día y la hora de la extracción, para ir utilizando las reservas desde la más antigua a la última.

Alimentación con leche materna

Si puedes, alimenta a tu hijo solo con leche materna hasta que vuelvas al trabajo, así seguirás produciéndola en la cantidad suficiente.

Subidas de leche durante la jornada laboral

El cuerpo se adapta rápidamente a las variaciones en horarios y necesidades de tu bebé, pero es posible que los primeros días tengas subidas de leche durante la jornada laboral y que tengas que recurrir a un sacaleches. Realiza una extracción antes de volver a trabajar, para no tener que averiguar cómo funciona allí. Es mejor estar acostumbrada.

Para extraerte leche en el trabajo es necesario que encuentres un lugar tranquilo y cómodo, en el que no vayan a interrumpirte. Suelen recomendar tener a mano una foto del bebé o una ropita con su olor porque estimula la subida de la leche.

Reincorporación al trabajo

Puede ser buena idea reincorporarte al trabajo dos días antes del fin de semana, para que la adaptación del bebé (y la tuya) sea mejor. Pide a quien cuida de tu bebé que no le ofrezca alimentos o biberón desde dos horas antes de que vuelvas a casa, para que el peque se agarre al pecho.

Otras opciones

Durante el día puede haber otras opciones a tu alcance, valóralas todas: reducción de jornada, que alguien te traiga al bebé al trabajo a media mañana…