La cesárea | LetsFamily
embarazo

La cesárea

Cuando sea necesario realizar una cesárea, intenta mantener lo mejor posible el contacto con tu hijo. A continuación te resumimos brevemente los diferentes tipos de cesárea.

La cesárea programada

Existen diferentes motivos médicos por los que se tiene que programar una cesárea. Por ejemplo, si el bebé se encuentra en una posición que hace imposible su nacimiento por vía vaginal (presentación transversa) o en una presentación como la de nalgas que, tras sopesar pros y contras frente al parto vaginal, actualmente hace inclinarse por la cesárea para disminuir riesgos fetales, aunque implique mayor riesgo para la madre; también en los casos de placenta previa en los que la placenta tapona el cuello del útero y le cierra la salida al niño etc.

En España y al amparo de la Ley existe la posibilidad de que la gestante solicite una cesárea electiva por motivos no médicos: miedo al parto, al dolor, experiencia traumática anterior, razones estéticas etc. y si bien es un derecho, cuando no existen razones médicas que justifiquen esa intervención de cirugía mayor, es preferible no elegirla.

Es importante que te prepares mentalmente para la intervención e involucres a tu hijo.

Si para la operación eliges la anestesia epidural para aliviar el dolor, deberías intentar vivir la intervención de una forma consciente. Muchas mujeres cuentan, que durante la cesárea simplemente notaron un ligero tirón en la zona de la barriga. Lo bueno del método de la epidural es que estás consciente durante todo el proceso y ves inmediatamente de nacido, a tu hijo. En caso de que fuera necesaria una anestesia general, tu pareja será el primero al que entreguen el niño después de nacer y podrá asistir, dependiendo de la disponibilidad de los centros, al primer examen preventivo e incluso, (cada vez con más frecuencia en más hospitales ofrecen al padre) establecer contacto piel con piel con el bebé. En cuanto deje de hacer efecto la anestesia, colocarán al bebé sobre tu pecho.

La cesárea después del comienzo de las contracciones

La cesárea después del comienzo de las contracciones se realiza, ante una sospecha de pérdida de bienestar fetal, cuando el bebé no logra salir por su cuenta o si aparecen complicaciones inesperadas. La cesárea no es una intervención larga generalmente; dependiendo de la técnica empleada, la habilidad del cirujano y si no se presentan inconvenientes, se estima entre 20-45 min, y lo que menos tiempo requiere es la extracción fetal, que se puede realizar en un par de minutos una vez iniciada la cirugía. El objetivo de ésta es preservar la seguridad y el bienestar de la madre y de su hijo.

La cesárea de emergencia

Una cesárea de emergencia se realiza cuando surge inesperadamente (con parto iniciado o sin iniciar) una incidencia que pone en grave riesgo el bienestar fetal y/o de la madre. Puede ser un repentino aporte insuficiente de oxígeno al bebé, una hemorragia de la madre, etc. Los médicos hablan de cesárea de emergencia cuando tienen que tomar una decisión inmediata. Normalmente se realiza en pocos minutos, dada la urgencia de la situación y pronto podrás tener a tu bebé en brazos.

El parto con cesárea, implica una “recuperación” más lenta, que la de un parto vaginal.