Las contracciones después del parto | LetsFamily
embarazo

Las contracciones después del parto

Al igual que las contracciones en el parto, éstas también pueden provocar dolor y fuertes molestias. Los entuertos, como los denomina la sabiduría popular, son las herramientas que usa el cuerpo para que la matriz recupere su tamaño habitual y para que los vasos sanguíneos con hemorragia se cierren. Por lo general, las contracciones en el postparto son más dolorosas en las mujeres que ya han sido madres, puesto que la matriz necesita realizar más esfuerzos para volver a su estado normal.

Tamaño del útero

Que el útero recupere el tamaño que tenía antes del embarazo es fundamental. Este órgano musculoso tiene un peso de entre 1 y 1,2 kilos tras el alumbramiento, cantidad que se rebaja hasta los 700 gramos una semana después. Pasadas entre seis y ocho semanas desde el día del parto, la matriz pasa a pesar alrededor de 100 gramos. En concreto, el decrecimiento del útero se produce por la reducción del volumen, no de la proporción, de las células miometriales (puedes ampliar información aquí).

Los médicos señalan que las contracciones en el postparto suelen tener lugar, sobre todo, en las 48 horas posteriores al nacimiento del bebé, aunque pueden alargarse durante una semana. Se trata de una respuesta completamente natural y beneficiosa del organismo, aunque los entuertos suelen conllevar molestias en mayor o menor grado. En este sentido, los especialistas aconsejan que la flamante mamá no eche mano de los analgésicos para aliviar el sufrimiento, puesto que los medicamentos pueden rebajar la eficacia de estas contracciones.

Sin embargo, existen varias técnicas que pueden ayudar a las mujeres a superar los entuertos con menos sufrimiento. Es el caso de los ejercicios de respiración, que pueden aplacar el dolor si se llevan a cabo de la manera adecuada. También resulta positivo el yoga, así como las sesiones de meditación. En definitiva, es mejor dejar que el cuerpo siga su curso natural, aunque minimizando las molestias.