¡No dejes que el miedo invada tu embarazo! | LetsFamily
embarazo

¡No dejes que el miedo invada tu embarazo!

Si comienzas a sentir que el miedo te domina, que no es solo una sensación más sino el sentimiento que viene marcando tu vida desde que te enteraste de que estás embarazada, mejor continúa leyendo.

Reconoce y acepta tus sentimientos

En primer lugar, es bueno que identifiques cómo te sientes. Puede que creas que estás acelerada, ansiosa o maníaca, cuando en realidad lo que sientes es miedo. Una vez que tus sentimientos afloren, y puedas nombrarlos, acéptalos tal como vienen: de nada sirve que te culpabilices diciendo que las emociones negativas dañan a tu bebé, o que debería ser la época más bella de tu vida (no todas las embarazadas se lo pasan bien, por cierto).

Lleva un registro de tus emociones

¿Por qué no comenzar un diario de embarazo? Prueba tomar nota de las situaciones, momentos del día o circunstancias en las que sientes más temor. Para algunas mujeres, se trata de los días previos a los estudios médicos importantes. Otras detestan quedarse solas en casa. Otras, sienten miedo de salir de casa, o de viajar en transporte público por temor a que algo les pase. Si tu percepción es que sientes miedo “todo el tiempo”, llevar un registro de tus emociones a lo largo del día puede ayudarte a reconocer que no es así.

Distráete

Una vez que hayas podido detectar cuándo se te dispara el temor o la ansiedad, podrás anticiparte a esas situaciones y hacer algo para contrarrestar el miedo. Si odias los días previos a las consultas médicas, procura hacer algún plan divertido con amigas esa misma semana. Si te suelen coger desprevenida los pensamientos negativos a media tarde, pon una buena película y ríete un rato mientras preparas la cena. De cualquier manera, si reconoces tus propios pensamientos negativos podrás cortarlos con más facilidad.

No eres la única

Compartir tus temores con otras embarazadas, con amigas que ya son madres o con tu pareja puede hacerte más llevadero el embarazo. Eso sí, busca personas que puedan aligerar tus temores y no fomentarlos: tal vez no sea la mejor idea hablar con tu tía hipocondríaca si tu temor es que algo salga mal en el parto…

Cuándo pedir ayuda

Conversa con tu médico acerca de tus temores, que posiblemente sean los más comunes en el embarazo. Seguramente pueda tranquilizarte. Pero si notas que el miedo te impide disfrutar en absoluto de tu estado, si estás durmiendo mal debido a la ansiedad o si este sentimiento te obstaculiza las tareas cotidianas, lo mejor será pedir ayuda psicológica lo antes posible.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: