Parto: el borrado del cuello del útero | LetsFamily
embarazo

Parto: el borrado del cuello del útero

A medida que se acerca el momento del parto nos vamos familiarizando con términos en los antes ni pensábamos. Para empezar, ¿sabes lo que es el cérvix o cuello uterino? Se trata de ese cilindro fibromuscular que comunica la vagina con el útero.  Mide de 3 a 4 cm de largo y unos 2,5 cm de diámetro.

Cuando se inicia el parto, el cuello del útero se va acortando progresivamente hasta desaparecer para que el bebé pueda atravesar el canal del parto.

En las embarazadas primerizas, el cuello tiene que borrarse por completo para que comience la dilatación. Cuando ya se ha tenido un hijo, el borrado del cuello del útero sucede al mismo tiempo que la dilatación, por eso el primer parto suele ser más largo.

Durante el embarazo, el cuello del útero está sellado por el tapón mucoso, una barrera que puede ser de color amarillento, marrón o con coágulos de sangre y que protege al bebé de las bacterias y gérmenes presentes en la vagina. Cuando el cuello uterino comienza a borrarse, la embarazada lo expulsa (puede hacerlo gradualmente, como un flujo vaginal espeso, a lo largo de varios días, o todo de una vez, como un coágulo gelatinoso, que a veces contiene restos de sangre), así que esta puede ser la primera señal de que el nacimiento está muy cerca, aunque no tiene por qué ser inminente.

Si expulsas el tapón mucoso antes de la semana 37, conviene consultar al médico cuanto antes. De hecho, el borrado del cuello del útero es la primera fase del parto (lo que se llama dilatación precoz o latente). Suele producirse unas 72 antes del comienzo del parto.

Los médicos describen el borrado o acortamiento del cuello del útero como un porcentaje, es decir puede estar al 30% o el 50%, hasta llegar al 100%. Cuando se produce este borrado, comienza la dilatación propiamente dicha, (también llamada dilatación activa), en la que las contracciones van abriendo el diámetro de la cérvix hasta que alcanza los 10 centímetros de dilatación que el bebé necesita para nacer.

Si el nacimiento de tu bebé se acerca, no dejes de leer nuestra sección de parto, donde encontrarás un montón de información útil.