¿Qué es un parto natural? | Tipos de parto | LetsFamily
embarazo
que es el parto natural

Qué es un parto natural

Como la mayoría de las mujeres, probablemente también desees para ti y tu bebé, un parto natural libre de complicaciones. Esto es totalmente entendible y en la mayoría de los casos, también posible.

El parto natural es aquel que se produce una vez que ha finalizado la gestación y no precisa de intervención médica directa, salvo el apoyo integral del equipo médico, según la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME). Es decir, se considera parto natural al alumbramiento en el que la mujer no tiene que ingerir medicación para aliviar el dolor ni se le administra anestesia. De esta manera, la parturienta tiene el control de su cuerpo en todo momento y su experiencia en el alumbramiento es más intensa.

Cómo prepararse para el Parto Natural

Los especialistas, como FAME, subrayan los numerosos beneficios que conlleva realizar ejercicios de preparación al parto. Destaca el masaje perineal, que consigue disminuir la necesidad de tomar analgésicos o recurrir a la anestesia, además de evitar desgarros y dolor. También son muy efectivos los ejercicios de Kegel, puesto que refuerzan la zona del periné. Asimismo, las mujeres afrontarán mejor el parto si aprenden a controlar su respiración y, de esta forma, a relajarse.

Parece obvio que el principal aspecto negativo del parto natural es el dolor que sufre la madre. Pero también implica muchas ventajas, como una recuperación postparto mucho más rápida y, como ya comentamos anteriormente, un mayor control sobre los movimientos durante el alumbramiento. Y es que, sólo con un parto sin medicamentos, la mujer puede vivir ese momento con todos los sentidos.

Ésta es la principal razón que esgrime la mayoría de las futuras mamás que optan por un parto natural, que quieren experimentar una experiencia irrepetible sin perderse nada.

Por muy diferentes que transcurran los partos naturales, una cosa es común a todas las mujeres: al final, después del esfuerzo que supone un parto, sostienen a su hijo entre los brazos y comienzan a desarrollar un “vínculo”, el vínculo materno