¿Por qué es importante el omega-3? — Lets Family

¿Por qué es importante el omega-3?

¿Qué beneficios tiene?

Los ácidos omega-3 son componentes fundamentales para formar los tejidos del sistema nervioso y de los órganos de la visión. Por eso, resulta fundamental incorporarlo en las primeras semanas de embarazo, cuando el diminuto organismo de nuestro futuro hijo se encuentra en una etapa tan clave de su formación. Algunos expertos incluso consideran que el consumo de omega-3 está relacionado con el aprendizaje y la memoria del bebé por nacer.

Hay algunos estudios que relacionan el consumo de omega-3 con otros beneficios: por ejemplo, menos incidencia de parto prematuro y de preeclampsia, y menos riesgos de que tu bebé padezca de asma en el futuro. También es un regulador de los estados de ánimo, por lo que podría ayudarte a no padecer de depresión en el embarazo y en el posparto.

¿Dónde se encuentra el omega-3?

Existen ácidos grasos de origen vegetal y de origen animal. Los primeros los podemos encontrar en alimentos tales como aceite de linaza, aceite de oliva, nueces y otros frutos secos o semillas de lino. Los segundos se encuentran principalmente en el pescado. El asunto es que los omega-3 de origen animal son muy importantes debido a que los ácidos EPA y DHA son ácidos grasos esenciales, es decir, que no pueden ser sintetizados por nuestro cuerpo sino que necesariamente deben ser incorporados a través de los alimentos.

Es importante que incorpores pequeñas porciones de pescado y de mariscos mientras estés embarazada: los pescados azules resultan mejores en este sentido. Escoge entre sardinas, salmón, bonito, trucha, etc. Pero tampoco exageres con el consumo de pescado, ya que por su alto contenido en mercurio un consumo excesivo también podría ser perjudicial.

¿Y si no como pescado?

Las mujeres que nunca comen pescado ni marisco pueden incorporar omega-3 a través de productos enriquecidos, como huevos, galletas, cereales o preparados lácteos. También se pueden tomar suplementos nutricionales o cápsulas de aceite de pescado. Pero cuidado: también debes limitar el consumo de omega-3 a lo que aconseje tu médico, pues consumirlo sin medida puede interferir con la absorción de otros nutrientes.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: