Visitas después del parto | LetsFamily
embarazo

Visitas después del parto

Probablemente estás planeando invitar a tus amigas, como antes. Quieres que tú y tu bebé deis un aspecto sano y que la casa esté impecable. Te tendrás que acostumbrar a que todas estas cosas, que hasta ahora eran obvias, ya no lo serán. Porque no existe otra tarea que exija tanta dedicación, tanta improvisación y flexibilidad como el ser madre.

Un escenario posible: los invitados llaman a la puerta, el bebé está llorando y echa la leche por encima de su body más bonito, te pones a sudar por el estrés y mientras cambias a tu bebé, se queman las galletas que estabas preparando en el horno. Recibir visitas poco después de dar a luz se podría comparar a una obra maestra de logística.

Por eso tómate tu tiempo hasta comenzar con la ofensiva de visitas. Intenta conocer a tu bebé con tranquilidad y acostúmbrate a la nueva situación en casa. Disfruta con el papá de vuestros primeros momentos como familia. También el niño necesita su tiempo para descubrir su entorno.

Si tus amigos más íntimos y los familiares finalmente ya no aguantan la curiosidad, no tengas reparo en pedirles que traigan cosas que no sean para el nuevo miembro de la familia. Una sopa de verduras o una ensalada de frutas recién preparadas pueden ser de gran utilidad ya que en los primeros días queda poco tiempo para cocinar. Si sientes que todo es demasiado aplaza las visitas unos días. Tus amigos lo entenderán y las felicitaciones te harán más ilusión cuando te sientas con más fuerzas y ganas