En verano aumentan las gastroenteritis | LetsFamily
embarazo
Actualidad

En verano aumentan las gastroenteritis

Las comidas fuera de casa, las altas temperaturas, tragar agua en la piscina o la falta de higiene favorecen este tipo de infecciones durante el verano.

Los síntomas más frecuentes son el aumento del número de deposiciones, el dolor abdominal alrededor del ombligo, los vómitos y en ocasiones también fiebre.

Es importante vigilar, sobre todo cuando se trata de niños pequeños, signos que pueden indicar deshidratación, como la lengua seca, poca actividad del niño, llanto sin lágrimas o la escasa orina.

Los expertos aconsejan acudir a urgencias siempre que el pequeño vomite de manera continua, tienen color verdoso o contienen sangre.

En estos episodios, mantener a la persona hidratada es fundamental. Para ello la mejor opción es que compres suero de rehidratación en la farmacia de algún sabor agradable para el niño. Es normal que tu hijo tenga poco apetito, no le fuerces y a diferencia de lo que hacían las madres hace años, los pediatras actualmente, no aconsejan hacer una dieta especial. Lo más importante es que beba líquidos. En el caso de lactantes la recomendación general es mantener la lactancia como base de la alimentación y de la hidratación.

Con niños que ya son autónomos es fundamental enseñarles a que se laven a menudo las manos, para prevenir este tipo de infecciones.