Semana 12 del embarazo

Semana 12 del embarazo

Peso: 20- 75Gramos Tamaño: 3,5- 9cm Probablemente estará menos cansada y tendrás menos náuseas.

Los riesgos de aborto se reducen considerablemente y el abdomen ha comenzado a crecer, así que es probable que tu embarazo ya se pueda apreciar a simple vista, no en vano ya ocupa prácticamente la pelvis. Dentro de ti, él o ella no paran. Extiende y encoge sus dedos, agita sus brazos y piernas y no deja de abrir y cerrar la boca y estirar el cuello. Dentro de su cabeza, la estructura del cerebro ya se ha completado y continúa incrementándose la masa neuronal. Sus riñones ya funcionan y, cuando traga el líquido amniótico –en el que flota – es capaz de expulsarlo a través de la orina. 

 

En esta semana, puedes comenzar a sentir leves o moderados dolores en tu abdomen. Tienes que estar tranquila, se deben a que los ligamentos que sostienen el útero se están expandiendo para permitirle que crezca. En los hospitales públicos de nuestro país, esta semana suele ser la elegida para realizar la primera ecografía. Es un momento muy importante, porque puede ser la primera ocasión de ver cómo es.

Artículos relacionados embarazo

La epilepsia es un trastorno crónico que se caracteriza por la aparición esporádica de convulsiones, producto de un funcionamiento anormal de las neuronas que producen un exceso de descargas eléctricas, y que no se explica por otra enfermedad. Las mujeres que conviven con la epilepsia tienen por delante un embarazo difícil, que requerirá de muchos cuidados y controles. Por lo pronto, lo más importante es que este embarazo sea escrupulosamente planificado y que se preste especial atención a las indicaciones del médico.
La elección del nombre del bebé es una de las cosas a las que más vueltas damos cuando estamos esperando un hijo y qué más discusiones originan.
El positivo en el test del embarazo resulta a veces toda una sorpresa. ¡Enhorabuena! El bebé, buscado o no, con pan bajo el brazo o sin él, se anuncia cuando menos se le espera.
Lo que menos quiere una embarazada es sufrir de un golpe en su preciosa barriga. Y aún así, a medida que subimos de peso y el centro de gravedad cambia, las caídas y algún que otro golpe se tornan inevitables. ¿Qué podemos hacer en estos casos?
En el embarazo y la lactancia aumenta la necesidad nutricional de calcio. Si tienes intolerancia a la lactosa -un problema que afecta a entre el 30 y el 50% de los españoles- tienes que hablarlo con tu médico para asegurarte de que tu dieta no presenta carencias nutricionales.

Todas las semanas