Semana 13 del embarazo

Semana 13 del embarazo

Peso: 26- 95Gramos Tamaño: 5- 12,6cm Tranquila, la posibilidad de un aborto involuntario es ya muy reducida.

En estas semanas, tu hijo sigue creciendo, creciendo y creciendo en peso y longitud. En su boca han aparecido los huecos necesarios para la posterior formación de los dientes en las encías. Sus cuerdas vocales comienzan a desarrollarse, los ojos –que antes estaban muy separados- siguen acercándose, y va adquiriendo una morfología más humana. Dejamos atrás el primer trimestre para adentrarnos en el segundo, en el que su crecimiento será vertiginoso: aumentará el tamaño de sus órganos, así como su peso y tamaño corporal.

 

Lo más probable es que si has tenido molestias como náuseas, vómitos o mareos, los síntomas remitan hasta prácticamente su total desaparición. Tu abdomen comenzará a crecer poco a poco… ¡Es tiempo de disfrutar de tu estado! Además, notarás cómo muchas personas te dirán que estás más guapa que nunca, por el llamado “efecto buena cara” que produce el embarazo. Se debe a la hormona HCG, que provoca cambios en tu organismo, aumentando la secreción de glándulas sebáceas. Además, también crece el volumen de sangre en tu cuerpo, por eso tu piel estará más suave y ruborizada.

 

 

Artículos relacionados embarazo

Durante tu embarazo –especialmente si se trata del primer bebé– surgirán toda clase de dudas e interrogantes. Como tienes consultas médicas con bastante frecuencia, deberías anotarlas a medida que vayan surgiendo, para no olvidarte de ninguna en el momento en que estés frente a tu doctor. Algunas preguntas pueden parecerte un tanto embarazosas, pero no te preocupes: los médicos ya no se sorprenden por nada y siempre estarán dispuestos a responderte.
Son manchas benignas pero antiestéticas que aparecen por los cambios hormonales que sufre la mujer embarazada. Aprende a prevenirlas y a tratarlas.
Es maravilloso disfrutar de tu estado y lucir tu bella barriga de embarazo. Sin embargo, es posible que, durante un tiempo, por algún motivo prefieras ocultar que estás embarazada. Puede ser que no quieras dar la noticia a tu empleador (y la ley no te obliga a hacerlo). Puede ser que la barriga haya asomado muy pronto y que prefieras dejar que transcurra el primer trimestre para compartir tu embarazo con las personas de tu entorno. Sea cual sea tu caso, aquí hay algunas recomendaciones para que no se te note la barriga.
El peso de la madre es muy importante para una buena gestación del bebé por lo que se debe prestar un cuidado especial a la alimentación, incluso antes del embarazo.
Si eres celíaca y estás embarazada o planeas estarlo, debes tener en cuenta una serie de recomendaciones nutricionales, precauciones y consejos para minimizar los riesgos de salud que pueden afectar tanto a la madre como al bebé.

Todas las semanas