Semana 13 del embarazo

Semana 13 del embarazo

Peso: 26- 95Gramos Tamaño: 5- 12,6cm Tranquila, la posibilidad de un aborto involuntario es ya muy reducida.

En estas semanas, tu hijo sigue creciendo, creciendo y creciendo en peso y longitud. En su boca han aparecido los huecos necesarios para la posterior formación de los dientes en las encías. Sus cuerdas vocales comienzan a desarrollarse, los ojos –que antes estaban muy separados- siguen acercándose, y va adquiriendo una morfología más humana. Dejamos atrás el primer trimestre para adentrarnos en el segundo, en el que su crecimiento será vertiginoso: aumentará el tamaño de sus órganos, así como su peso y tamaño corporal.

 

Lo más probable es que si has tenido molestias como náuseas, vómitos o mareos, los síntomas remitan hasta prácticamente su total desaparición. Tu abdomen comenzará a crecer poco a poco… ¡Es tiempo de disfrutar de tu estado! Además, notarás cómo muchas personas te dirán que estás más guapa que nunca, por el llamado “efecto buena cara” que produce el embarazo. Se debe a la hormona HCG, que provoca cambios en tu organismo, aumentando la secreción de glándulas sebáceas. Además, también crece el volumen de sangre en tu cuerpo, por eso tu piel estará más suave y ruborizada.

 

 

Artículos relacionados embarazo

La espina bífida es una malformación congénita que se produce cuando el tubo neural no se cierra correctamente en las primeras semanas de embarazo. La buena noticia es que, en embarazos planeados, es muy fácil de prevenir.
Una de las preguntas clásicas de las futuras mamás durante el embarazo es la de “¿puedo tomar café o té estando embarazada?”. Hoy queremos arrojar un poco de luz ante esta eterna cuestión, ya que no hay respuestas en blanco o negro. Como en casi todo lo relacionado con la alimentación durante el embarazo, la clave está en el equilibrio, la mesura y el sentido común.
Hoy en día la mayoría de las mujeres somos trabajadoras, y como tales debemos cumplir con nuestras obligaciones y demostrar en algunos casos incluso más que los hombres, la cosa empeora aún más cuando la mujer se queda embarazada.
Sí, estar embarazada tiene sus incomodidades, pero también hay sensaciones maravillosas que solo se experimentan en esta etapa de la vida. Disfrútalas a tope.
Habitualmente, en las últimas semanas previas al parto, en las mujeres embarazadas aparece un comportamiento muy curioso: se obsesionan por limpiar y organizar su casa, y por tener todo listo para la llegada del bebé. Esta conducta suele aparecer con más frecuencia en mujeres ansiosas y muy activas, y no es exclusiva del ser humano sino que la compartimos con varias especies de animales. Se la conoce como “síndrome del nido”.

Todas las semanas