Semana 18 del embarazo

Semana 18 del embarazo

Aunque tamizados por el lugar donde se encuentra y el líquido que le rodea, tu bebé es ya capaz de escuchar lo que sucede a su alrededor: tus latidos cardíacos, que le acompañarán hasta que nazca, los movimientos sanguíneos a través del cordón umbilical, tu voz yo otros sonidos que le llegan del exterior. El esqueleto está dejando atrás su composición cartilaginosa para dar paso al hueso que se forma mediante los llamados centros de osificación.

 

Como tu bebé es cada vez más perceptivo, te aconsejamos que comiences a llevar a cabo la estimulación prenatal, pues está demostrado que obtiene muy buenos resultados. Puedes acercar a tu abdomen una melodía relajante, lo percibirá y seguramente reaccionará ante ella. Aunque ya no sientas náuseas, puedes experimentar mareos o vértigos, debido principalmente a que la presión arterial es más baja. 

Artículos relacionados embarazo

La espina bífida es una malformación congénita que se produce cuando el tubo neural no se cierra correctamente en las primeras semanas de embarazo. La buena noticia es que, en embarazos planeados, es muy fácil de prevenir.
Es el cambio más visible en la embarazada, la evolución de la tripa a medida que el futuro bebé crece. Este es su desarrollo mes a mes.
Las mamás primerizas pueden sorprenderse cuando, a partir de la semana 20 de embarazo, el control médico incluya una medición de su barriga con una cinta métrica igual a la que utilizan las modistas. Sin embargo, la medición de la altura uterina es un procedimiento muy importante que sirve, entre otras cosas, para verificar el adecuado crecimiento del bebé.
¿Por qué será que tantas mujeres en el embarazo se quejan de distracción o de falta de memoria? ¿Será que estamos enamoradas del bebé por venir? ¿Existe alguna relación específica entre el embarazo y la mala memoria? Por curioso que pueda parecer, en efecto es así: hay una condición conocida como amnesia del embarazo que es uno de los tantos síntomas que puedes llegar a manifestar. Los británicos la llaman mumnesia (mamámnesia).
En más de una ocasión te hemos explicado que el embarazo, salvo que estemos ante un caso de riesgo o una gestación especialmente delicada, no es una época de inactividad si así lo deseamos. En este sentido, hay ejercicios y actividades que la futura mamá puede desarrollar de cara a tonificar su cuerpo y que, además, pueden ayudarla a prepararse para el proceso de dar a luz.

Todas las semanas