Semana 24 del embarazo

Semana 24 del embarazo

Peso: 490- 700Gramos Tamaño: 25,2- 31,4cm Circunferencia de la cabeza: 190- 231mm Circunferencia del pecho: 183mm Longitud del fémur: 41mm Para una mejor digestión, come menor cantidad y más a menudo.

¡Tu bebé ha pegado un buen estirón! Aún así, tiene el suficiente espacio como para flotar en el saco amniótico y desplazarse de un lado a otro con facilidad. Seguro que lo notas varias veces al día, pues sus patadas son cada vez más fuertes. El oído interno ya está completamente desarrollado, lo que le permite disponer de una mejor orientación y equilibrio, incluso distingue entre estar boca arriba y boca abajo. El sentido menos desarrollado es la vista y, aunque siente cuando una luz traspasa tu piel, todavía no ve ninguna forma definida. 

 

La sensación de tu bebé en movimiento es uno de los momentos más maravillosos del embarazo, hasta el punto de que los echarás de menos una vez nazca. Gracias a estas “pataditas” sentirás su presencia en cada momento del día y la noche, a la vez que estimula la relación entre ambos. Tu hijo, poco a poco, empieza a reconocer todo lo que sucede a su alrededor: tu voz, los latidos…. No dejes durante la gestación de interactuar con él, está demostrado que tiene efectos muy beneficiosos sobre ambos.

 

 

Artículos relacionados embarazo

Pocos productos de venta libre en la farmacia nos producen tanta ansiedad al comprarlos: el famoso test de embarazo puede cambiar nuestras vidas en unos minutos. Pero, ¿cómo funcionan estas pruebas de embarazo que se realizan en casa? ¿Son realmente fiables? ¿Cómo debemos hacer para obtener los resultados más precisos?
Habitualmente, en las últimas semanas previas al parto, en las mujeres embarazadas aparece un comportamiento muy curioso: se obsesionan por limpiar y organizar su casa, y por tener todo listo para la llegada del bebé. Esta conducta suele aparecer con más frecuencia en mujeres ansiosas y muy activas, y no es exclusiva del ser humano sino que la compartimos con varias especies de animales. Se la conoce como “síndrome del nido”.
Hay muchas razones que puedes tener en tu embarazo para sentirte preocupada, angustiada y hasta estresada: desde los malestares físicos propios de tu estado hasta la incertidumbre acerca de tu rol como madre, pasando por los problemas económicos o el miedo al parto. Sin embargo, el principal motivo para evitar el estrés es lo mucho que puede afectar negativamente a tu bebé. ¿Cómo puedes hacer para controlar este torrente de emociones negativas y sobrellevarlo mejor?
Embarazo fantasma o imaginario, embarazo utópico, falso embarazo o pseudociesis, son muchos los nombres que existen para denominar este trastorno en el cual una mujer está convencida de estar embarazada sin estarlo, y aún experimentan ciertos síntomas. Veamos de qué se trata el raro fenómeno del embarazo psicológico, que afecta solo a una de cada 22.000 mujeres.
Cuando llega el tan esperado (o inesperado) embarazo, todas las miradas se centran en ella, la futura mamá. Pero, ¿qué hay del papá? También para él comienza un período vertiginoso en la vida, lleno de emociones, alegrías y miedos. El primer trimestre del embarazo es curioso, ya que si bien aún no hay signos externos del bebé en camino, para la mujer comienza un revuelo hormonal importante. ¿Qué le ocurre a papá en estas primeras 14 semanas?

Todas las semanas