Semana 25 del embarazo

Semana 25 del embarazo

Peso: 580- 850Gramos Tamaño: 24,5- 28cm Circunferencia de la cabeza: 200- 244mm Circunferencia del pecho: 195mm Longitud del fémur: 43mm Puedes tenr dolores lumbares causados por el tamaño de tu útero y la presión que ejerce sobre la espalda.

El bebé puede bostezar, e incluso sonreír. Todavía no está claro sí es o no un acto reflejo, pero lo cierto es que lo pueden hacer varias veces al día. La estructura de la columna vertebral comienza a formarse, y se desarrollará hasta tener 33 vértebras y 150 articulaciones. En las ecografías, los médicos comprobarán la postura dentro del útero. Sí está de nalgas, no te preocupes. Aún es pronto, y todavía tiene espacio para poder darse la vuelta.

A estas alturas del embarazo, por lo general el ginecólogo prescribe una prueba que se denominada prueba de la glucosa o “Test de O’Sullivan”. El objetivo es detectar la llamada diabetes gestacional, que afecta a un 9% de las embarazadas. 
Es una prueba importante, pues en ocasiones las hormonas del embarazo pueden alterar la función de la insulina y provocar un aumento de la glucosa en la sangre. 

 

Artículos relacionados embarazo

Existe un fenómeno tan curioso que los casos registrados pueden contarse con los dedos, y que cuando ocurren, llegan a las tapas de los periódicos. Estamos hablando de la superfetación, que básicamente consiste en concebir un bebé y pocos días después, concebir por segunda vez. ¿Cómo es posible?
Si ya de por sí no es fácil moverse en el transporte público, con las aglomeraciones, las esperas, los codazos y los empujones, menos aún es utilizarlo cuando estás embarazada.
Uno de cada 80 embarazos no es de un solo bebé, sino de dos. Son los llamados gemelos o mellizos (ambos términos provienen de la misma palabra latina, gemellicium), que producen asombro y fascinación adonde vayan. Es común que la gente pregunte si nuestros hijos son gemelos o mellizos. ¿Cuál es la diferencia? ¿Y cómo influye su concepción en su futuro parecido?
Cuando estamos embarazadas, aumenta el volumen de sangre que hay en nuestro organismo, ya que es necesaria una mayor circulación para llevar nutrientes y oxígeno al bebé. Y debido a que durante el embarazo nuestro corazón necesita bombear más sangre, es normal experimentar episodios de taquicardia y palpitaciones.
¡Qué difícil que es descansar bien a medida que la tripa crece! No solamente te cuesta más ponerte cómoda, sino que además, es normal que te asalten ciertas preocupaciones o que te vuelvas más ansiosa pensando en lo poco que falta para conocer a tu bebé. Aquí te daremos algunas sugerencias para que puedas relajarte y dormir… ¡ahora que todavía puedes hacerlo!

Todas las semanas

Permitir cookies