Semana 34 del embarazo

Semana 34 del embarazo

Peso: 1.750- 2.450Gramos Tamaño: 36- 50cm Circunferencia de la cabeza: 285- 343mm Circunferencia del pecho: 297mm Longitud del fémur: 64mm Podrás experimentar las contracciones de Braxton Hicks de forma más intensa.

Los ojos del bebé parpadean frecuentemente, están abiertos cuando está despierto y cerrados cuando duerme. Si las ecografías fueran en color, veríamos que ahora son azules, aunque pueden cambiar de color más adelante. Si estás esperando un niño, es el momento de que sus testículos vayan descendiendo en el escroto. En los niños prematuros, en ocasiones no llegan a descender y después de nacer y antes de los dos años, es necesario realizar una pequeña cirugía.

 

Desde este momento, las contracciones de Braxton Hicks pueden intensificarse. Sabrás distinguirlas de las contracciones de parto porque las primeras son irregulares e indoloras y ceden con el reposo, mientras que las segundas son regulares y dolorosas. A medida que las contracciones van siendo más intensas y frecuentes, también aumenta el miedo al parto. No te angusties, es un sentimiento absolutamente normal. Compartir esos temores (con tu pareja, con una amiga, con tu madre, con la matrona…) y repasar lo aprendido en los cursos de preparación al parto, te ayudará a afrontarlo con más calma.

Artículos relacionados embarazo

Todas soñamos con el embarazo perfecto, y en muchos casos ese sueño se hace realidad. Sin embargo, no todas las gestaciones son idílicas. Aunque lo habitual es que las cosas vayan bien, o que el embarazo se desarrolle sin problemas aunque sintamos algunas molestias, en ocasiones pueden aparecer complicaciones. Si se dan, debes acudir a tu especialista lo antes posible para que pueda actuar a tiempo. Estas son las complicaciones gestacionales que se dan en mayor número de embarazos.
Todos los años el Instituto Nacional de Estadística elabora unas tablas en las que divide por comunidad autónoma los nombres de bebé más frecuentes entre los recién nacidos. Aquí están los más populares.
La técnica de estimulación ovárica es considerada uno de los pilares de la fecundación asistida, pues sirve para ser empleada previamente a una FIV, o bien para obtener óvulos por parte de una donante. A partir del suministro de medicamentos y del monitoreo mediante ecografías de los ovarios de la paciente, los médicos logran obtener más óvulos, de mayor calidad y más maduros, para así incrementar las posibilidades de lograr un embarazo. Ahora bien, ¿hay que tener alguna precaución si se sigue este procedimiento?
La playa es el lugar ideal para tonificar tu cuerpo durante el embarazo. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo…
Para gustos, los colores, pero estos cinco planes veraniegos, apetecibles en otras épocas de la vida, pueden ser una pesadilla en el embarazo, cuando no están, directamente, desaconsejados por completo.

Todas las semanas