Semana 34 del embarazo

Semana 34 del embarazo

Peso: 1.750- 2.450Gramos Tamaño: 36- 50cm Circunferencia de la cabeza: 285- 343mm Circunferencia del pecho: 297mm Longitud del fémur: 64mm Podrás experimentar las contracciones de Braxton Hicks de forma más intensa.

Los ojos del bebé parpadean frecuentemente, están abiertos cuando está despierto y cerrados cuando duerme. Si las ecografías fueran en color, veríamos que ahora son azules, aunque pueden cambiar de color más adelante. Si estás esperando un niño, es el momento de que sus testículos vayan descendiendo en el escroto. En los niños prematuros, en ocasiones no llegan a descender y después de nacer y antes de los dos años, es necesario realizar una pequeña cirugía.

 

Desde este momento, las contracciones de Braxton Hicks pueden intensificarse. Sabrás distinguirlas de las contracciones de parto porque las primeras son irregulares e indoloras y ceden con el reposo, mientras que las segundas son regulares y dolorosas. A medida que las contracciones van siendo más intensas y frecuentes, también aumenta el miedo al parto. No te angusties, es un sentimiento absolutamente normal. Compartir esos temores (con tu pareja, con una amiga, con tu madre, con la matrona…) y repasar lo aprendido en los cursos de preparación al parto, te ayudará a afrontarlo con más calma.

Artículos relacionados embarazo

¿Buscas un nombre de niño para tu hijo? Te contamos los nombres de varón que son tendencia en 2017 y sus significados.
¡Qué relajante que es sentir la brisa marina en el rostro! Si estás embarazada, nada como este momento para aprovechar todas las ventajas que supone pasar unos días en la playa.
Durante las semanas de desarrollo fetal, tu bebé experimenta asombrosos cambios y transformaciones a lo largo de su desarrollo que lo preparan para poder vivir fuera del útero una vez transcurridas las 40 semanas de embarazo. El lanugo y el vérmix cumplen esa función protectora mientras tu hijo aún está en la barriga. ¿Qué son y para qué sirven?
Cuando una pareja espera un hijo, se dan muchos cambios en su vida y en el vínculo que mantienen. Aunque el bebé aún no haya nacido, ya muchos se sienten como una familia, y actúan en consecuencia. Veamos en qué maneras el embarazo puede transformar la relación.
El cérvix, o cuello del útero, cumple una función muy importante durante el embarazo. Debe mantenerse cerrado, sosteniendo el saco amniótico donde crece el bebé, y solamente ablandarse, acortarse e irse abriendo al acercarse el momento del parto. Sin embargo, en algunas mujeres se da lo que se conoce como incompetencia cervical: un cuello del útero demasiado débil que se abre varios meses antes de la fecha probable de parto, debido al peso del feto. Para ellas existe el procedimiento llamado cerclaje uterino.

Todas las semanas