Semana 6 del embarazo

Semana 6 del embarazo

Peso: 2- 6 gramos

Tamaño: 0,4 - 0,8 cm

Se acentuarán los síntomas del embarazo.

Apenas acabas de enterarte de que estás embarazada y el corazón de tu hijo ya ha empezado a latir; así lo podrás comprobar si te hacen una ecografía. Su altura aproximada es de 4 milímetros, desde la cabeza hasta el extremo de la cola, que en realidad es el final de su columna vertebral. De esta forma se mide a los bebés en esta etapa, lo que se conoce como longitud cranecaudal. En este momento se encuentra en el llamado periodo embrionario –que se extiende hasta la semana 10- en el que tiene lugar la formación de los órganos de su cuerpo, por eso has de extremar las precauciones evitando los malos hábitos como el tabaco y el alcohol y descansando todo lo que puedas.

Artículos relacionados embarazo

Muchos acuerdan en que el segundo trimestre es el mejor momento para las embarazadas. Conforme pasan las semanas y el embarazo sigue avanzando, comienza a asomar la barriga de la futura mamá y algunos de los molestos síntomas de embarazo del primer trimestre se esfuman. ¿Qué le ocurre al futuro papá en esta etapa y cuál es su rol?
Ganar más peso de lo conveniente en el embarazo puede ser perjudicial para la salud de la madre y la del futuro bebé. Pero obsesionarse con no engordar en la gestación también es peligroso, y puede dar lugar a un desorden alimenticio de consecuencias graves: la pregorexia.
Cada tripa es un mundo. De hecho, hay un montón de conjeturas sobre la tripa de la embarazada, por ejemplo, una creencia popular dice que si la tripita es más redonda o el bebé se coloca hacia arriba, será una niña. Si la forma es más puntiaguda dicen que tendrás un chico. Sin embargo, para que una mujer embarazada tenga una tripa u otra, influyen un montón de factores, los cuales no podemos comprobar, y que son los siguientes.
Durante el transcurso del embarazo, el cuerpo de la mujer sufre distintos cambios. Cambios que son visibles, por ejemplo, los físicos que son obvios, como la tripita, el aumento del pecho, etc. Y otros cambios no tan visibles, como por ejemplo la revolución de hormonas, la retención de líquidos y los problemas –o no-, de visión.
Todo lo que ingerimos durante el embarazo acaba afectando al desarrollo de nuestro bebé, por lo que vigilar nuestra dieta resulta esencial a la hora de garantizar una gestación sin complicaciones.

Todas las semanas