Semana 8 del embarazo

Semana 8 del embarazo

Peso: 6- 16Gramos Tamaño: 0,7- 2,1cm Si es tu primer embarazo, aún no se notará.

Aunque todavía no están formados del todo, en las manos y pies de tu bebé ya se pueden apreciar los surcos que darán lugar a sus pequeños dedos. ¡Cuando te quieras dar cuenta ya se estará chupando el dedo! En la cara, la mandíbula y los brotes de los dientes se están formando y empieza a desarrollar el sentido del olfato. El extremo de su cuerpo en forma de cola se va acortando y en el cerebro, los hemisferios ya se pueden apreciar.

 

Si es tu primer embarazo, todavía no lo notarás apenas, pero lo cierto es que tu útero y cintura se están ensanchando con el objetivo de prepararse para albergar el crecimiento del bebé. Cuando se produce esta expansión del útero, puedes llegar a notar dolor en el bajo vientre o incluso pinchazos, que se asemejan a los síntomas de la menstruación. En unos días pasarán, aunque sí van en aumento, la mejor recomendación es acudir al ginecólogo.

 

 

 

Artículos relacionados embarazo

¿Una embarazada no es ya una mamá? El Día de la Madre está pensado para premiar de alguna manera a las mamás que cuidan y dan todo por sus hijos.
La retención de líquidos es uno de los ‘efectos secundarios’ más habituales durante el embarazo. Se deja notar especialmente en la fase final del embarazo, en forma de pesadez e hinchazón en las extremidades inferiores. Hoy te vamos a explicar por qué se produce y qué podemos hacer para evitarla.
Es frecuente idealizar la maternidad durante el embarazo. Nos vemos siguiendo los consejos de vecinas, amigas, familiares y expertos y acabamos haciéndonos a la idea de que todo va a ir sobre ruedas. El problema es que la realidad seguramente nos llevará la contraria porque lo cierto es que ser mamá no es sencillo. Por supuesto que disfrutaremos de ello, pero no hay nada de malo en saber que no todo será de color de rosa. No se trata de ser pesimistas sino de ser conscientes de algunas verdades que de todas formas las madres descubren por si mismas durante el primer año del bebé.
Habitualmente, en las últimas semanas previas al parto, en las mujeres embarazadas aparece un comportamiento muy curioso: se obsesionan por limpiar y organizar su casa, y por tener todo listo para la llegada del bebé. Esta conducta suele aparecer con más frecuencia en mujeres ansiosas y muy activas, y no es exclusiva del ser humano sino que la compartimos con varias especies de animales. Se la conoce como “síndrome del nido”.
Las infusiones y las plantas aromáticas tienen fama de saludables. Y es cierto que poseen muchas propiedades, pero no todas pueden consumirse en el embarazo: algunas pueden perjudicarte, y es mejor evitarlas.

Todas las semanas