Semana 8 del embarazo

Semana 8 del embarazo

Peso: 6- 16Gramos Tamaño: 0,7- 2,1cm Si es tu primer embarazo, aún no se notará.

Aunque todavía no están formados del todo, en las manos y pies de tu bebé ya se pueden apreciar los surcos que darán lugar a sus pequeños dedos. ¡Cuando te quieras dar cuenta ya se estará chupando el dedo! En la cara, la mandíbula y los brotes de los dientes se están formando y empieza a desarrollar el sentido del olfato. El extremo de su cuerpo en forma de cola se va acortando y en el cerebro, los hemisferios ya se pueden apreciar.

 

Si es tu primer embarazo, todavía no lo notarás apenas, pero lo cierto es que tu útero y cintura se están ensanchando con el objetivo de prepararse para albergar el crecimiento del bebé. Cuando se produce esta expansión del útero, puedes llegar a notar dolor en el bajo vientre o incluso pinchazos, que se asemejan a los síntomas de la menstruación. En unos días pasarán, aunque sí van en aumento, la mejor recomendación es acudir al ginecólogo.

 

 

 

Artículos relacionados embarazo

Si se dice siempre que las embarazadas deben comer por dos, entonces a ti, ¡te toca comer por tres! En efecto, las necesidades nutricionales cuando se está esperando más de un bebé deben adecuarse a esta circunstancia. Claro que comer “por dos”, “por tres”, “por cuatro” o aún más, no significa comer el doble en cantidad, sino prestar el doble de atención a la calidad de los alimentos que ingieres.
En cuanto llega el buen tiempo y las altas temperatura empezamos a lucir nuestro moreno, muchas futuras mamás también quieren presumir de bronceado pero antes se cuestionan una serie de preguntas: ¿podré tomar el sol si estoy embarazada? ¿Es mejor aplicarme productos autobronceadores?
La espina bífida es una malformación congénita que se produce cuando el tubo neural no se cierra correctamente en las primeras semanas de embarazo. La buena noticia es que, en embarazos planeados, es muy fácil de prevenir.
Durante los meses de embarazo, seguramente tu agenda esté llena de turnos médicos: análisis de sangre, ginecólogo, ecografías… Pues bien, también deberías hacerle lugar a las revisiones periódicas con tu odontólogo. La salud bucal siempre es importante, pero en el embarazo sobran los motivos para cuidarla aún más.
Durante el embarazo experimentamos un sinfín de emociones, a veces varias mezcladas, y este cóctel no siempre resulta agradable. Mientras las revistas, la sociedad y nuestros allegados nos dicen que deberíamos estar más felices que nunca, pues seremos madres, a veces el embarazo puede estar acompañado de sentimientos negativos, como el miedo o la tristeza. ¿Cómo lidiar con ellos?

Todas las semanas