Evitar accidentes eléctricos | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Evitar accidentes eléctricos

Lo primero que debemos averiguar, para tratar de prevenirlos, es qué los causa. En muchos casos, los accidentes se deben a la curiosidad innata del pequeño por conocer el mundo que le rodea. Aprende cosas nuevas cada día, descubre objetos, colores, sabores, … pero no todos son tan seguros como él piensa. Además, a medida que crece, va ganando autonomía. Puede acceder a más lugares, se desplaza más rápido y se vuelve más arriesgado.

Otras veces somos los adultos quienes les prohibimos hacer algo y, sin darnos cuenta, sólo conseguimos hacerlo más interesante para ellos. Basta que una madre o un padre diga: NO!!! Para que al pequeño le entren unas ganas irremediables de practicar el SÍ!!!!

En caso de una descarga eléctrica el cuerpo humano entra en un circuito eléctrico, la mayoría de las veces entre el aparato eléctrico y la tierra. Las consecuencias dependen de la intensidad de la corriente, la duración de la descarga y el camino que toma la corriente a través del cuerpo. Si el cerebro o el corazón se encuentran en el flujo de la corriente, podría tener consecuencias muy graves. Los principales daños causados por una descarga eléctrica son la pérdida del conocimiento, arritmia cardíaca, quemaduras y daños en la piel.

Síntomas

Los síntomas típicos de un accidente eléctrico son: marcas de corriente (quemaduras) en la zona de contacto con la electricidad, alteraciones del conocimiento (estupor, falta de memoria, pérdida del conocimiento o ataques epilépticos), calambres, arritmia cardíaca y eventualmente paro respiratorio.

Primeras medidas

La primera medida será desconectar la corriente eléctrica del hogar. Evitad tocar al niño sin haber hecho esto antes pues el cuerpo humano es conductor de la electricidad y nos podemos electrocutar también nosotros al intentar separarlo de la fuente eléctrica. Si no podemos quitar la luz, utilicemos un material no conductor como por ejemplo una madrera o plástico para separar al niño de la corriente.

Enfría las marcas de corriente con agua, como si se tratara de una quemadura y tápalas de forma estéril. Controla en todo momento el conocimiento, la respiración y circulación del niño. Si el cuadro es grave, llama al 112 para que te envíen ayuda, mientras tanto, tranquiliza al niño y mantenlo caliente.

Medidas preventivas

  • Proteger todos los enchufes de la casa y vigilar al niño si se encuentra en una casa ajena.
  • Evita el contacto de los niños con cualquier aparato eléctrico.
  • ¡No utilices aparatos y cables en mal estado!
  • Educa a tu niño desde pequeño para que sepa que los aparatos eléctricos y los cables son peligrosos.
  • Como norma de seguridad obligatoria es que toda instalación eléctrica esté protegida mediante sistemas que hagan saltar el paso de corriente en caso de derivación.

Si estáis prevenidos y tranquilos podréis actuar mejor en caso de que se produzca un accidente. Mucha serenidad y que no os entre el pánico. El niño necesita sentir la seguridad en sus padres para que disminuya su miedo.

La vida en sí ya es un accidente maravilloso. No todo “lo que ocurre” tiene que ser negativo. En ocasiones, nos ayuda a ser más fuertes. Todos hemos sido niños inquietos, juguetones o torpes y seguimos en pie

.