Remedios naturales para resfriados y catarros

Laura Bosch - Psicóloga y Sexóloga
20/09/2022 - Tiempo de lectura 3 mins
remedios naturales catarro

Este artículo trata de:

Remedios naturales
Resfriados y catarros

Existen ciertos remedios naturales que, durante esta época del año, nos ayudan a aumentar nuestras defensas y a sentirnos más fuertes ante los virus, de manera que nos afecten menos, o que directamente pasen de largo. Repasamos algunos de los remedios naturales más comunes para aliviar los resfriados y los catarros.

Remedios naturales para aliviar los resfriados y catarros

La naturaleza es sabia y a veces basta con un remedio casero para combatir los síntomas de resfriados y gripes. Te dejamos cuatro opciones que puedes probar fácilmente en casa para recuperar fuerzas y energías. 

Equinácea

La principal capacidad de esta planta es reforzar y potenciar el sistema inmunitario y como antiinflamatorio. Es rica en fibra, vitaminas del grupo C y B (como la riboflavina) y en betacarotenos, así como en minerales como el hierro, sodio, magnesio y calcio. Está demostrado que contribuye a disminuir la fiebre, la mucosidad y la tos asociadas no solo al resfriado, sino también a otras enfermedades del sistema respiratorio, facilitando y acelerando la recuperación.

Propóleo

Las abejas fabrican esta sustancia a partir de las yemas y resinas de los árboles, que mezclan en su boca con cera y secreciones salivares, obteniendo así el propóleo. Estos insectos lo utilizan para sellar las colmenas y defenderse del ataque de virus y bacterias. Para nosotros, resulta ser un antibiótico natural, que estimula las defensas y nos sirve para prevenir y curar los catarros.

Jalea Real

Seguro que has oído hablar de la jalea real. Es, una vez más, una sustancia natural producto de las abejas. Nos aporta energía, por lo que es muy recomendable para sentirnos mejor y levantarnos el ánimo durante estos días de frío, estimulando el sistema nervioso y el inmunológico. Es rica en vitaminas del grupo B, C, D y E, aminoácidos y sales minerales.

Cítricos

Uno de los grandes remedios naturales para resfriados y catarros son los cítricos, debido a su alto contenido en vitamina C. Esta vitamina es hidrosoluble, es decir, no se acumula en el organismo y la eliminamos por la orina, por lo que es importante reponerla. Contiene bioflavonoides, que potencian su acción, y es un potente antioxidante que mejora la salud de las mucosas.

Existen muchas formas de tomarlos, ya sea la pieza de fruta o en zumos, pero si ya has pillado el resfriado puedes tomar nota de esta infusión de cítricos que te ayudará a superarlo mucho antes.

  • En un cazo, pon 4 cucharadas de azúcar y remuévela hasta que se haga caramelo.
  • Pon la cuchara dentro del cazo para que no salte, echa una taza de agua y una naranja y un limón partido en trozos.
  • Tapa y deja infusionar todo junto durante 20 minutos.
  • Cuélalo sobre una taza y bébelo bien caliente.

Un remedio de las “abuelas” muy eficaz para aliviar la congestión, suavizar el pecho y reducir la tos. Tómalo por las noches antes de dormir, notarás la mejoría al levantarte.

Ajo

El ajo es un alimento que contiene propiedades antibióticas que ayudan a combatir los resfriados. Tómalo crudo dos veces al día para disminuir los síntomas y aliviar el malestar en pocos días. Otra opción es triturarlo y mezclarlo con unas gotas de zumo de limón, como si fuera una pasta. Si no aguantas el sabor tan potente del ajo por sí solo, prueba a añadirlo en una ensalada. Recuerda: si está crudo será más eficaz.

Jarabe casero de miel y cebolla

La combinación de miel y cebolla ayudará a reblandecer la zona del pecho, aliviando así la tos y la irritación, gracias a sus propiedades calmantes y antibióticas. Estos dos ingredientes refuerzan las defensas para hacer frente a los virus que atacan el sistema respiratorio.

Para preparar el jarabe, solo necesitarás triturar dos cebollas, añadir media taza de miel (160g) y dejar macerar entre 12 y 24 horas. Toma una cucharada por sí sola o diluida en agua cada dos horas durante los días que dure el resfriado.

Si prefieres, puedes probar una de las mezclas más populares contra la irritación de garganta y la tos: miel (aprox. 50g) y el zumo de un limón. Pronto sentirás un notable alivio de los síntomas.

Raíz de regaliz

Una gran aliada contra los virus que causan la tos y el dolor de garganta es la raíz de regaliz. Puedes tomarla en forma de infusión dos veces por semana. Para complementar, también puedes hacer gárgaras con agua salada (200 ml de agua tibia con una cucharadita de sal marina): esto promoverá la eliminación de gérmenes más rápidamente.

Remedios naturales para resfriados y catarros

Esperamos que estos remedios naturales te sirvan para reducir y combatir los síntomas que trae consigo el otoño. Recuerda que la alimentación y los hábitos de autocuidado también son muy importantes para mantenernos sanos y protegernos de agentes externos, sobre todo en época de frío.

¿Te ha gustado el artículo?

Índice de contenidos