Fisura palatina | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Fisura palatina

La predisposición genética tiene un papel importante, pero también otros factores. Sin tratamiento, las fisuras provocan molestias en la alimentación, la respiración, la capacidad auditiva y lingüística. El tratamiento se efectúa en colaboración con centros especiales siguiendo un plan especial. Es un proceso muy largo, pero prometedor.

La fisura del paladar puede aparecer sola o combinada con un labio leporino, que consiste en la falta de fusión del labio superior con abertura hasta la nariz. Esta malformación se observa bastante y se debe operar antes de los 6 meses de vida. Por otro lado, la fisura palatina puede ser completa, afectando tanto al paladar blando como al duro, como incompleta. En ambos casos, la alimentación se verá dificultada por la posibilidad de atragantamiento, los cuadros catarrales y sobre todo las otitis son muy frecuentes y el tratamiento se realizará sobre los 15 meses de vida.

En la actualidad, los cirujanos máxilo faciales, que son los encargados de realizar la operación, utilizan técnicas muy avanzadas que consiguen en la mayoría de los casos, en una o dos intervenciones solucionar el problema. Si la reconstrucción es adecuada, no suele dejar secuelas.

Existe un síndrome que se llama de PIERRE ROBIN, en el que los niños afectos presentan una lengua muy grande (macroglosia), la barbilla retraída hacia atrás (no es prominente) y la presencia de fisura de paladar. Los niños se operan y son totalmente normales sin haber afectación neurológica de ningún tipo. Pero a veces las fisuras de paladar forman parte de cuadros malformativos generales muy graves, secundarios a problemas hereditarios o infecciones durante el primer trimestre del embarazo.
En algunos casos, esta malformación se ha dicho que podría estar causada por un déficit de ácido fólico por lo que recomiendan tomar un suplemento de ácido fólico para reducir el riesgo de padecerla.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: