¿Insomnio? Una buena rutina de sueño es la clave — Lets Family
¿Insomnio? Una buena rutina de sueño es la clave
Actualidad

¿Insomnio? Una buena rutina de sueño es la clave

Desde el punto de vista del bienestar es fundamental este descanso para conseguir que nuestro organismo se mantenga en perfecto funcionamiento, y nuestra mente despejada para desarrollar como debe las actividades diarias. Es algo que debemos tomarnos muy en serio, y para lo que tenemos que dedicar el tiempo que sea necesario.

Junto con el sueño, una dieta equilibrada y un ejercicio físico adecuado, forman el equilibrio perfecto de un estilo de vida saludable y pleno. Cumpliendo estos tres objetivos podemos evitar problemas a largo plazo como hipertensión, obesidad, trastornos del sueño, diabetes u otras enfermedades crónicas. Existen muchos trastornos del sueño, según los expertos más de un centenar, pero la mayoría de ellos se pueden tratar sin problemas con un profesional.

Sí que hay ciertas pautas o rituales que podemos poner en práctica cada día para mejorar nuestras horas de descanso, que dormir sea un momento del día en el que desconectemos por completo de todas las preocupaciones y alcancemos esas horas de sueño profundo y reparador que necesitamos para afrontar con energía el día siguiente.

¿Cómo se prepara nuestro cuerpo?

Cuando el día cae y comienza a oscurecer, nuestras células reaccionan al descenso de la luz ordenando al cerebro la producción de melatonina, la hormona que regula la función del sueño.  En caso de tener un trabajo que nos obliga a viajar a menudo, esta función se ve alterada si nuestro destino son países con diferentes zonas horarias, el llamado ‘Jet Lag’, que desconcierta nuestro reloj biológico y hace que nos dificulte mucho conciliar el sueño.

No es un problema de gravedad, ya que se trata de un caso de insomnio transitorio que volverá a la normalidad en cuanto regresemos a nuestra rutina habitual. Sin embargo, si el trabajo nos obliga a realizar turnos de noche el problema puede ser más grave, ya que el organismo está sometido a un estrés hormonal que va en contra de su naturaleza. Si llegáramos a pasar tres días completos sin dormir, comenzaríamos a sufrir alucinaciones, aunque antes podríamos pasar por fases de ansiedad, nerviosismo, agresividad o depresión.

Aspectos clave para una rutina del sueño adecuada

Existen ciertas rutinas del sueño que se pueden adaptar a distintos horarios y necesidades de la persona para evitar que el  insomnio pueda convertirse en un problema mental grave. Lo primero que hay que respetar es el horario, debemos irnos a la cama todos los días a la misma hora, incluidos los fines de semana. Una modificación el sábado por la noche, hará que nos levantemos más tarde el domingo y descompensará los ajustes del resto de la semana.

El entorno debe ser tranquilo, oscuro, bien ventilado y despejado de todo lo que nos recuerde nuestras obligaciones diarias. La habitación de dormir es un lugar para descansar y debemos desconectar de todo aquello que no será relajarnos para conciliar el sueño, incluidos los dispositivos electrónicos. El silencio visual es tan importante como el sonoro, por lo que debemos evitar consultar el móvil o la Tablet antes de dormir.

Relajarnos unos minutos antes de irnos a la cama es clave para que la melatonina vaya haciendo su efecto. Ponernos nuestro pijama para estar más cómodas, un vaso de leche, una infusión relajante o escuchar algo de música, puede hacer que caigamos más rápidamente en brazos de Morfeo.

Y, lo que puede resultar más complicado, desconectar. Olvidarnos de las obligaciones del día siguiente, dejar de pensar en todo lo que nos queda por hacer, simplemente pensar en cosas que nos gustan, leer un rato, meditar o cualquier otra actividad que nos tranquilice y nos ayude a dormirnos pronto.