La apendicitis | LetsFamily
embarazo
Actualidad

La apendicitis

La mayoría de las veces se origina al taponarse el apéndice con algún fragmento de heces, lo que desencadena la inflamación del mismo. En algunas ocasiones la causa puede ser una infección del aparato digestivo.

El primer síntoma suele ser el dolor abdominal, que comienza alrededor del ombligo y, con el tiempo, se va desplazando la parte inferior derecha del abdomen, a la vez que se hace más intenso. Otros síntomas característicos que suelen aparecer después del dolor son fiebre, náuseas y vómitos, así como pérdida de apetito.

En niños pequeños no siempre aparecen los síntomas típicos, con lo que se hace más difícil el diagnóstico.

Si tu hijo tiene algún síntoma que te hace pensar que pueda tener apendicitis, no lo dudes, acude a tu pediatra. La clave para diagnosticar una apendicitis es la palpación del abdomen.

Como existen muchas causas del dolor abdominal, en caso de duda es probable que pida alguna prueba complementaria como análisis de sangre, orina o una radiografía.

En algunas ocasiones sucede que estos estudios no aclaran el diagnóstico, y es necesario dejar pasar un tiempo de observación para evaluar al niño de manera repetida, ya que si padece una apendicitis los síntomas se irán haciendo más evidentes.

El tratamiento de la apendicitis es quirúrgico y consiste en la extirpación del apéndice (apendicectomía). También se usan antibióticos para prevenir en lo posible infecciones abdominales.