La ecografía de alta resolución | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

La ecografía de alta resolución

La ecografía es un método sin efectos secundarios para visualizar a nuestro bebé. Entre las semanas 20 y 21 se puede realizar una ecografía de alta resolución más exhaustiva.

Esta ecografía es mucho más detallada que la ecografía normal programada para estas fechas. Aparte de aparatos especiales también requiere mucha experiencia por parte del médico que la realiza.

Esta ecografía especial sólo se realiza en caso de determinados indicadores que pueden ser por ejemplo:

 

  • en las parejas que tienen ya un niño con alguna minusvalía.

  • en caso de enfermedades hereditarias de los padres o enfermedad de la madre, que podrían tener un efecto negativo en el desarrollo del bebé (por ejemplo diabetes mellitus).

  • si la madre tuvo que tomar medicamentos durante el primer trimestre de embarazo o tuvo que someterse a reconocimiento radioscópico exhaustivo o a una radioterapia.

  • en caso de posibles enfermedades hereditarias dentro de la familia.

  • en caso de haber tenido problemas durante un embarazo anterior.

  • en caso de cualquier anomalía durante las ecografías normales realizadas por el ginecólogo.

Límites diagnósticos

Las ecografías y el análisis de sangre de la madre sólo permiten una estimación del riesgo, pero no una exclusión definitiva de algún trastorno cromosómico.

¿Qué se puede valorar mediante una ecografía?

La posición del bebé y el espesor de la pared abdominal de la madre juegan un papel importante en la evaluación del resultado. Una ecografía exhaustiva puede durar entre 30 y 40 minutos y se realiza para observar los siguientes puntos:

  • el crecimiento del niño.

  • la cantidad de líquido amniótico.

  • el aspecto y el funcionamiento de todos los órganos visibles incluyendo el corazón (ecocardiografía).

  • el flujo sanguíneo en el cordón umbilical.

  • la posición y el aspecto de la placenta.

  • el comportamiento de la circulación sanguínea en el útero (para valorar el funcionamiento y la madurez de la placenta).

Cada vez más futuros padres se interesan por las posibilidades de la ecografía 3D/4D. Seguramente, lo que más ilusión les hace al principio es tener una imagen real del niño. Sin embargo los médicos ven en este método tan moderno una forma más de diagnosticar. Por este motivo se emplea la representación gráfica en 3D/4D sobre todo cuando se cree que se pueden obtener indicaciones diagnósticas adicionales y las condiciones del embarazo lo permiten.

Pero igual que el resto de métodos, una ecografía de este tipo no puede excluir por completo todos los trastornos físicos o cromosómicos y tampoco mostrar todas las enfermedades que puede sufrir una persona.

¿Qué significado tiene la ecografía para mí?

En primer lugar, este reconocimiento exhaustivo sirve para ofrecer un diagnóstico exacto en caso de trastornos que permita un mejor seguimiento del embarazo de riesgo.

Si se conoce una enfermedad o un trastorno en el feto, se pueden tomar medidas preventivas para el desarrollo del embarazo (por ejemplo diagnósticos adicionales o posibilidades de terapia) o para el parto (asistencia de más especialistas, elección del hospital para dar a luz, fijar la fecha y vía de finalización del embarazo).

A muchos futuros padres, la ecografía les sirve para intensificar su relación con el hijo. Una ecografía que se desarrolla de forma normal ayuda también a afrontar el resto del embarazo con más seguridad y tranquilidad.

Sin embargo cada reconocimiento prenatal puede mostrar anomalías inesperadas y requerir decisiones sobre nuevas pruebas médicas con difíciles consecuencias.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: