La mejor alimentación para unos dientes sanos — Lets Family
Actualidad Reciclaje Uncategorized

La mejor alimentación para unos dientes sanos

La alimentación tiene un papel importante en el desarrollo del niño, pero muchos alimentos que son buenos para el cuerpo, pueden tener un efecto nocivo sobre los dientes. Por eso te debes fijar en algunas normas simples para que los dientes de leche se mantengan sanos y libres de caries, aunque muchas veces existe una predisposición del niño, que hace que a pesar de una buena alimentación e higiene dental padezca problemas de caries que tengamos que controlar.

Cuando empiezas a sustituir las tomas de leche por una alimentación complementaria y en vez de prepararle la comida en casa, le das alimentos preparados, fíjate siempre en la composición de los potitos, cereales para papilla, etc. Muchas comidas preparadas están azucaradas, con el correspondiente riesgo de provocar posibles caries. Es mejor que utilices alimentos bajos en azúcares para evitar dicho riesgo.

Si le das algo entre las comidas principales, debería ser siempre fruta fresca o verdura cruda como por ejemplo la zanahoria. Otra opción son las tomas galletas integrales. De todas formas, la recomendación general como base de alimentación, es respetar las cuatro comidas principales (desayuno, comida, merienda y cena) y evitar el picoteo entre horas ya que esto ocasionará problemas de obesidad o por el contrario el niño no se nutrirá bien al no tener hambre en las comidas principales.

El control de lo que bebe tu hijo también es fundamental para la salud de sus dientes. Lo mejor para la sed es agua o infusiones sin azúcar. Los zumos contienen mucho azúcar, ácidos y calorías. ¡La fructosa también daña los dientes! Beber a menudo bebidas dulces y ácidas puede dañar por completo los dientes de leche y provocar la llamada caries de la primera infancia. Por eso no deberías abusar de ellos. De vez en cuando no hay problema, pero de forma continuada no es aconsejable.

Por último os damos dos consejos fundamentales. El primero es que no le pongáis en el chupete sustancias azucaradas como miel o leche condensada que dañarán el diente de tu hijo. Evita también dejarle el biberón con leche o zumo en la cuna para que se duerma chupándolo. En segundo lugar mantén una buena higiene de los dientes utilizando una gasa con agua para limpiarlos después de cada toma y si tiene más de dos años, acostúmbrale a utilizar el cepillo de dientes con pasta dental especial para niños que aunque se la traguen no pasa nada.

Aquí encontrarás más información sobre la alimentación del bebé.