La operación de la ligadura de las trompas uterinas | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

La operación de la ligadura de las trompas uterinas

Las alteraciones en las trompas uterinas son la causa del 14% de los casos de esterilidad. Causas de obstrucción tubárica( ligadura o extrema estrechez de la luz tubárica) son las infecciones genitales, la endometriosis, adherencias motivadas por cirugías en órganos cercanos a ellas y por ligaduras de trompas como medio de esterilización quirúrgica. Para las mujeres que padecen una infección con más frecuencia, aumenta el riesgo de una ligadura de las trompas uterinas, aunque no todas las infecciones provocan obstrucción.

El método: El médico especialista hará el diagnóstico de obstrucción tubárica mediante un estudio radiológico mediante contraste de las trompas uterinas (histerosalpingografía). El mejor método para desobstruir las trompas es una laparoscopia en la que se intenta una recanalización de las trompas eliminando los obstáculos que las obstruyen y si la obstrucción se debe a una ligadura de trompas quirúrgica, se procedería a una reanostomosis ( unir los extremos cortados de las trompas) a fin de restaurar la permeabilidad tubárica. El hecho de no poder tener hijos por una alteración de las trompas uterinas se llama esterilidad tubárica. Las zonas más afectadas por una infección son la unión con el útero y el extremo en forma de dedos más próximo al ovario (fimbrias).

La tasa de éxito: Las expectativas de éxito de una operación de trompas uterinas depende del grado de alteración que tenían las trompas. En el caso de la eliminación de ligaduras de trompas uterinas (operación de refertilización después de una esterilización), se obtienen las tasas de embarazos más altas. Dependiendo de la edad y la longitud de la trompa después de la ligadura un 60 – 80% de las mujeres operadas se quedan embarazadas. Pero no todos los casos se pueden operar. La operación de una ligadura en la parte del ovario se puede realizar mediante una laparoscopia. Como dato de referencia se puede aplicar que aproximadamente una de cada tres mujeres operadas, se queda embarazada y uno de cada tres de estos embarazos, es ectópico y tiene que ser interrumpido.

Las particularidades: Generalmente el riesgo de un embarazo ectópico es más alto en mujeres que se han sometido a una operación de las trompas uterinas. El motivo es que con la operación se logró eliminar la ligadura, pero no las alteraciones que habían sido causadas por la infección. El número de operaciones de trompas uterinas ha disminuido en los últimos años aunque se siguen practicando. Por eso tampoco se dispone de datos fiables para calcular su tasa de éxito: se cree que la posibilidad de un embarazo por mes debería estar alrededor del 5 – 10%.