La papilla: un sabor completamente nuevo | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

La papilla: un sabor completamente nuevo

Al principio los alimentos sólidos son algo completamente desconocido para tu bebé: lo primero que hará es comprobar la consistencia y el sabor. No es raro que ponga cara de asco y escupa el primer bocado.

Posiblemente al principio cualquier cambio en su menú provocará una reacción similar: cuando tu hijo se acaba de acostumbrar a la zanahoria y otras verduras, el siguiente es el puré de carne y verduras. Por eso es preferible ir añadiendo poco a poco cada nueva verdura y elogiar al niño cuando haya logrado algo nuevo. Hay bebés que se niegan rotundamente a tomar cualquier tipo de papilla.

Aquí encontrarás nuestra receta para el puré de la comida. Poco a poco seguirá la introducción de una papilla por la tarde y una por la noche. Ten en cuenta, que tu hijo también tiene que beber lo suficiente.

Puedes empezar al mediodía introduciendo dos o tres cucharillas de puré de zanahoria o de fruta después de darle media toma de leche. Puedes utilizar zanahorias tempranas del bote, ya que al principio te hacen falta unas cantidades muy pequeñas.

  • Compra potitos pequeños. Los puedes dejar un día en la nevera sin que se estropeen.
  • En vez de zanahorias también otras verduras como calabacín o calabaza.
  • Con la fruta puedes hacer lo mismo. Introducir primero una o dos cucharadas de puré de plátano o de manzana antes de darle una toma entera.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: