La primavera ha llegado, ¿cómo minimizar los síntomas de las alergias? | LetsFamily
embarazo
Actualidad

La primavera ha llegado, ¿cómo minimizar los síntomas de las alergias?

Los que son alérgicos al polen lo pasan realmente mal en estas fechas, y necesitan de tratamientos más exhaustivos para mejorar su estado. Sin embargo, si eres de los que acusan el cambio de estación con estornudos, congestión o picor de ojos sin llegar a ser síntomas más graves, hay una serie de consejos que puedes seguir para minimizar estos efectos.

Las casas deben estar aisladas del polen durante estos meses, así que mantener puertas y ventanas cerradas el mayor tiempo posible es clave para no dejar entrar partículas dañinas. Pero también hay que  mantener la estancia ventilada, para ello procura abrir las ventanas para renovar el aire por las noches, cuando la polinización está más “calmada” y nunca más de 5-10 minutos. Este tiempo es suficiente para que el aire fluya. También dentro de casa es recomendable colocar una funda antiácaros en colchones y almohadas.

A la hora de realizar la limpieza, opta mejor por la aspiradora que por el cepillo convencional, ya que éste último levanta el polvo y lo desplaza de un lado a otro. Con una aspiradora te aseguras de que todo queda perfectamente limpio de ácaros, polvo o cualquier partícula que hayamos traído de la calle o que haya entrado al abrir las ventanas.

Las flores y plantas en esta época del año están preciosas, pero conviene alejarse de ellas para no respirar el polen que emanan. Si el problema con las alergias es severo, conviene alejarse de parques y jardines y optar por pasear más por las calles en las que no abunde la vegetación. Si eres de los que realizan deportes al aire libre, evita los días en los que los niveles de polinización están más altos, así como los momentos del día en los que el brote es mayor, al amanecer y al anochecer. Ten en cuenta que durante el ejercicio los pulmones están más abiertos y son capaces de absorber todo lo que haya en el ambiente, perjudicando nuestros síntomas.

Si vas a viajar en coche, mantén siempre las ventanas bien cerradas y coloca un filtro anti polen en el aire acondicionado para que no entre nada durante el viaje. Cuando viajamos no podemos evitar conducir por zonas de más o menos vegetación, y parece que el polen o esas molestas pelusillas que encontramos por los andenes estén esperando a que pasemos para colarse dentro, por eso lo mejor es mantenernos aislados en el interior.

Las gafas de sol también son imprescindibles en esta época del año, los ojos notan menos los efectos si los llevamos protegidos, ya que son especialmente sensibles a la polinización pudiéndose hinchar, enrojecer o picar en exceso.

Por último, no olvides consultar con tu médico si estos síntomas se agravan, pues puedes necesitar un tratamiento especial para minimizar sus efectos.