Las maternidades de Samanta Villar | LetsFamily
embarazo
Actualidad

Las maternidades de Samanta Villar

Dividido en tres entregas –una por trimestre-, Samanta Villar refleja los cambios que se produjeron en su cuerpo, las pruebas médicas, las dudas que la asaltaron durante los meses previos al nacimiento de sus hijos, los mellizos Damià y Violeta.

El primer programa comenzó con el descubrimiento del positivo en el test de embarazo. Cámara en mano, la reportera despertó a su marido, Raúl Calabria, para darle la feliz noticia. Llevaban cuatro años intentando quedarse embarazados y, gracias a la reproducción asistida, lo habían conseguido.

La intención de la reportera al hacer este programa es “desmitificar la versión idílica del embarazo y de la “mamá ideal“. Con la cercanía habitual de los reportajes en primera persona que la han hecho  popular, Samanta comenta sus náuseas junto a la taza del váter, nos cuenta sus remedios contra el estreñimiento (lo que mejor le funcionó, comer un par de kiwis nada más levantarse) o muestra las estrías que le van saliendo.

También comparte con los espectadores momentos inolvidables como su primera ecografía, en la que descubrió que esperaba mellizos, o la de la semana 12, en la que se emociona al escuchar  los latidos del corazón de sus bebés. “Cuando me dan las buenas noticias es cuando me sale todo el miedo. Siempre lloro en las ecografías”, comenta feliz a la cámara. Cualquier madre se identifica con ese momento. En el programa veremos también su parto, que duró 30 horas.

Su historia personal se mezcla con las de otras familias. En el primer programa nos explicó cómo funciona la inseminación casera, visitó el banco de esperma más grande de Europa, en Dinamarca, desde donde envían las muestras a domicilio, y pudimos asistir a una operación intrauterina para solucionar el problema de espina bífida de un bebé, Rodrigo, antes de su nacimiento. Hablará también de maternidad subrogada (vientres de alquiler), familias poliamorosas, madres a los 50  y otros caminos hacia la maternidad.

Antes de la emisión del programa, Samanta reconocía que algunas personas pueden no entender que comparta momentos tan íntimos con las cámaras, pero asegura que las críticas no le importan. Como comentaba a Fórmula TV: “El descubrimiento de cualquier persona de su propia maternidad es una historia muy bonita, y además si encima podemos ir conociendo otras maternidades fuera de lo común y hacer un buen programa, es que es una oportunidad única”.  

Y tú, ¿qué opinas? ¿Te gustó 9 meses con Samanta? ¿Compartirías los momentos más importantes de tu embarazo en Youtube o en un programa como este?

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: