Los medicamentos y su caducidad | LetsFamily
embarazo
Actualidad

Los medicamentos y su caducidad

La fecha de caducidad se basa en la estabilidad del fármaco en su envase o recipiente original, no abierto ni manipulado. Esto no siempre quiere decir que el medicamento pierda sus propiedades a partir de este momento, ni que sea tóxico.

Aunque algunos fármacos antiguos tenían una caducidad de hasta 5 años (máxima fecha de caducidad aceptada para medicamentos), hoy en día se tiende a no aceptar caducidades superiores a 2 ó 3 años después de su fabricación. Una vez abierto el envase (por ejemplo para el reenvasado de las formulaciones sólidas orales) la fecha de caducidad pierde su significado, al menos legalmente. Y se considera que en estos casos la caducidad no es superior a un año desde la fecha de reenvasado.

Ante la duda lo mejor siempre es que consultes a tu médico o a un especialista, aunque hay algunas informaciones que pueden serte útiles:

  • Busca información en el prospecto, en la parte que se refiere a la ‘conservación del producto’. La estabilidad puede depender del tipo de producto y de la marca.
  • Los medicamentos líquidos no son tan estables como las formulaciones sólidas.
  • Las suspensiones son especialmente sensibles a la congelación.
  • Las soluciones inyectables que tengan el más mínimo grado de turbiedad o experimenten cambios de color o aspecto físico no han de utilizarse.
  • Con los colirios y otros preparados oftalmológicos, lo que sucede es que después de la fecha de caducidad este fármaco pierde la capacidad de los conservantes para prevenir el crecimiento de bacterias.

También debes tener en cuenta que la estabilidad de un medicamento puede variar en función del lugar de conservación. Algunos antibióticos, por ejemplo puedes conservarlos a temperatura ambiente hasta que se realice la suspensión. A partir de este momento, cuando empieces a consumirlos es necesario que permanezcan en la nevera.

Algunos ejemplos concretos:

  • Dalsy: No tiene condiciones especiales de conservación. Aconsejan que la temperatura no sea superior a los 25 ºC.
  • Apiretal: Una vez abierto el frasco, el contenido debe utilizarse durante un plazo máximo de 6 meses.
  • Colirios: Suelen tener un máximo de un mes de estabilidad una vez abiertos, por temas de esterilidad del producto.
  • Augmentine: Es imprescindible conservar en nevera (2ºC-8ºC) una vez realizada la suspensión. El plazo de validez en estas condiciones es de 7 días.

La fecha de caducidad del medicamento en su envase original lo que especifica es que la actividad terapéutica se mantiene durante el tiempo indicado. Si tienes en casa medicamentos caducados, no los tires a la basura. Te aconsejamos que los lleves al punto SIGRE de tu farmacia de confianza.