Masaje antiestrés para aliviar las tensiones cotidianas | LetsFamily
embarazo
Actualidad

Masaje antiestrés para aliviar las tensiones cotidianas

En esta época en la que las vacaciones están cada vez más cerca, es cuando notamos que nuestro cuerpo se estresa con más facilidad ya que el cansancio se hace cada vez más evidente después de un año entero de trabajo, familia, viajes inesperados o reuniones en el colegio. Es importante ser consciente de que la situación puede cargarse demasiado, y ponerle remedio a tiempo con masajes que nos ayuden a relajarnos durante estas semanas, nos ayudará a que las vacaciones nos sirvan mejor de desconexión y recarga de nuestras pilas interiores para afrontar un nuevo periodo de conciliación laboral, familiar y personal.

El masaje por encima de todo es un arte, y no puede ser impartido por cualquier persona sino que sólo profesionales como fisioterapeutas o personas con formación académica son los que deben impartirlos, de lo contrario, puede causarnos lesiones. Se aplican diferentes técnicas manuales con las cuales las estructuras de la piel y los tejidos son amasados, friccionados o presionados con ritmos e intensidades específicas deacuerdo con el efecto buscado. De esta manera, podemos utilizar los masajes con efectos terapéuticos que nos aportarán muchos beneficios como mejorar la circulación de la sangre, llevando nutrientes a las células y ayudándonos a eliminar toxinas, dar más flexibilidad a nuestros músculos, reducir el estrés, liberar la producción de endorfinas, aliviar dolores de cabeza o de espalda, mejorar la salud de la piel, o ayudar a prevenir lesiones deportivas.

Si lo que queremos es un masaje antiestrés como tal, lo primero es ponernos en manos de profesionales que nos lo enfoquen para tal fin. Hay diversos factores que debemos tener en cuenta como un ambiente agradable con una temperatura que tire más a calorcito, jugar con la aromaterapia gracias a los aceites esenciales de romero, lavanda o canela que alimentan y relajan la mente. Una vez en la camilla, los pases han de ser masajeando zonas estratégicas como la planta del pie, cervical, craneal y facial básicamente. La originalidad y profesionalidad del masajista juegan un papel clave en la búsqueda de zonas de nuestro cuerpo en las que cargamos más tensión, y que son necesarias relajar para eliminar estrés y tensiones acumuladas.

Cuando pensamos en un masaje, tendemos a creer que sólo se trabaja en la espalda, es donde nos sentimos más cómodos y relajados, sin embargo, hay otras zonas del cuerpo como el pecho o el abdomen donde es importante activar la circulación para obtener el efecto antiestrés deseado. Si el profesional que te realice el masaje es de confianza te será más fácil superar la desconfianza que pueda provocarte un masaje en estas zonas, sino elige siempre alguien con quien te sientas cómoda, pues relajarse durante la sesión (que nunca debe ser inferior a 1 hora) es muy importante para desconectar.

En esencia, el masaje antiestrés nos sirve para descargar cuerpo y mente de las tensiones cotidianas que puedan llevarnos, a largo plazo, a otro tipo de lesiones como contracturas que ya requerirían otro tipo de masaje.