Medidas para preservar el rostro del frío y de la polución | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Medidas para preservar el rostro del frío y de la polución

Independientemente de cuál sea nuestro tipo de piel o edad, podemos llevar a cabo una serie de consejos para proteger al máximo la dermis del rostro durante el invierno, evitando que se nos seque y que los signos del envejecimiento puedan hacer su aparición antes de tiempo.

Podemos recurrir a los nutricosméticos realizados con ingredientes naturales que nos ayuden desde el interior a paliar los efectos climáticos en nuestra piel, especialmente si vivimos en zonas muy expuestas a la polución o a la radiación solar. Pero la nutricosmética, no nos serviría de mucho si no la acompañamos de una dieta rica en alimentos antioxidantes como frutas y verduras, además de alimentos naturales libres de azúcares añadidos y grasas saturadas. Lo ideal es realizar de 4 a 6 comidas ligeras al día que incluyan todos los grupos de alimentos como legumbres, cereales integrales, frutos secos, pescado blanco y azul, carne magra, huevos y gran cantidad de frutas y verduras.

La cosmética juega un papel muy importante, el rostro debe estar siempre bien protegido cada vez que salimos a la calle. Es recomendable una crema hidratante que contenga Vitamina C, resveratrol, retinol u otras sustancias similares consideradas como ‘detox’, además de filtro solar. Si nuestra crema habitual no llevara este filtro, primero se puede aplicar una crema antioxidante y después una que protega nuestra piel del sol. Sería importante antes de aplicar la crema, utilizar un sérum que penetre en profundidad y potencie los efectos antioxidantes del posterior tratamiento.

Independientemente de la edad que tengamos, la rutina facial diaria es fundamental para mantener la piel perfectamente sana. Utilizar agua micelar para eliminar impurezas, leche o aceite limpiador o crema lavante nos ayudará a evitar que las sustancias contaminantes se queden en nuestra piel, ayudando a que la posterior hidratación sea más eficaz y penetre mejor. No siempre es necesario el uso de tónicos, eso va al gusto de cada persona. Es importante cuidar también los labios, que no se sequen y agrieten, con uso de emolientes labiales específicos que no lleven perfume ni color. En caso de exposición solar, que lleven algún filtro que los proteja.

Durante el invierno, los profesionales aconsejan algún tratamiento iluminador, que reduzca las pigmentaciones anómalas e hidrate la piel a la vez que se reducen las arrugas y la flacidez cutánea. Es una forma de darle un respiro a nuestro rostro a mitad de año para desintoxicar y nutrir en profundidad. En función de nuestra edad, podemos elegir uno hidratante, antiarrugas, nutritivo o anti flacidez.

Por último, es recomendable evitar en la medida que podamos la sequedad ambiental mediante el uso de humidificadores pequeños que podemos colocar junto a los radiadores para contrarrestar la pérdida de humedad que producen. Para minimizar el efecto en la piel se pueden utilizar jabones suaves, cremas muy hidratantes, y en casos extremos pomadas con efectos antiinflamatorios.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: