10 frases de madre que te vas a cansar de repetir a tus hijos

Comentar: (0)

Compartir:

10 frases de madre que te vas a cansar de repetir a tus hijos

Las odiabas de pequeña. Cuando llegaste a la adolescencia, te prometiste que jamás, nunca, saldría nada así de tu boca si llegabas a tener hijos algún día y de pronto… Te sorprendes a ti misma  lanzando esas “frases de madre”  a tus niños muchas más veces de lo que te gustaría. ¿Pero qué diantres pasa? Si te sirve de consuelo, no eres la única. 

Aquí va un listado provisional de nuestras frases de madre favoritas para los más pequeños. Sí, en la redacción de LetsFamily también creíamos que eran tópicos… Hasta que empezamos a tener niños.

1. Ni pero ni pera

Esta frase merece abrir el artículo por ingeniosa, y porque se puede usar desde que los niños tienen dos años hasta que nos hacen abuelas. A las madres nos encanta analizar con nuestros hijos por qué hay que hacer esto o aquello. Pero llega un momento en el que necesitamos avanzar y no hay peros que valgan. Ni peras.

via GIPHY

2. Antes de sacar un juguete hay que guardar el otro

¿Por qué lo decimos? ¿Ha pasado alguna vez? Nunca. Desde el principio de los tiempos, el juego consiste, sobre todo, en sacar todos los juguetes y desparramarlos por el suelo. Esa sensación de abundancia, esas asociaciones imposibles que dan lugar a mil juegos más… Pero las madres, erre que erre

.

via GIPHY

3. Solo una hoja de lechuga, y ya está

Nuestro hijo come guisantes, brócoli y coliflor. Y tomate en ensalada y judías verdes. Le encanta la crema de calabacín. Pero si no conseguimos que se aficione a la lechuga… no sé, como que una se siente menos madre.

via GIPHY

4. Va, déjaselo, que es pequeño…

A ver. Si el criterio es ese, siempre gana el mismo, ¿no nos damos cuenta? Luego, que si los mayores tienen celos, que si atraviesan fases regresivas…

via GIPHY

5. Pero luego no me pidas la merienda dentro de media hora…

¿De verdad es tan grave? Reconozcámoslo, a los mayores también nos pasa a veces. No nos apetece comer mucho a la hora de la comida y luego… No decimos que sea la norma, las rutinas son fundamentales en la educación de los niños, pero nuestros hijos son humanitos, no robots.

via GIPHY

6. ¿Qué se dice?

Antes de que un niño diga automáticamente “gracias” o “por favor”, su madre tiene que hacer esta pregunta una media de… mil millones de veces. Y nos estamos quedando cortos. Pero de pronto, un día, simplemente, sucede. Tú no abres la boca. Pero tu pequeña hijita mira al panadero y vocaliza un “gracias” precioso así, porque sí. Y te hinchas como un pavo.

via GIPHY

7. El último cuento y a dormir 

¿Eh? Claaaro. Y nada de un beso más, ni encender la luz, ni abrir más la puerta del pasillo, ni volver para demostrar que no hay monstruos debajo de la cama. Tu hijo se ha dado cuenta de que esta vez va en serio.

via GIPHY

8. Cuando digo no es que no.

Bueno… o ya veremos. Tú lo sabes y él también.

via GIPHY

9. El rosa no es de niños ni de niñas.

Tienes toda la razón. No nos cansaremos de decirlo, porque es una verdad como un templo. Pero luchar contra los prejuicios sexistas no es fácil ni rápido.

via GIPHY

10. Cuidado, que al final te vas a hacer daño.

Esta suele ir acompañada, unos minutos más tarde, de otro clásico maternal: “Mira que te lo dije”.

via GIPHY

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados