5 cosas que los hermanos pequeños no deberían heredar » LetsFamily
embarazo
Cosas que no deberían heredar entre hermanos

5 cosas que los hermanos pequeños no deberían heredar

Colchón de cuna o moisés

Aún si decides reutilizar la cunita donde durmió tu primer bebé (algo totalmente esperable), tu hijo pequeño se merece un colchón nuevo. ¿Por qué? En primer lugar, porque el peso de su hermano mayor ha deformado la superficie, y ya no es plana ni firme como debería ser la cama de cualquier recién nacido. Por otro lado, los colchones usados acumulan toda clase de bacterias.

 

Calzado

Los pequeños zapatitos de bebé tienen un uso meramente decorativo y no hay inconvenientes en que los reutilices con un hermanito pequeño. Pero no se puede decir lo mismo del calzado de un niño que ya sabe andar: seguramente el desgaste de la suela no le permita proporcionar la misma protección y además, al estar moldeados con el uso de otro par de pies, nunca le resultarán al menor tan cómodos como su propio par de zapatos.

 

Juguetes de baño

Todo hermano mayor termina compartiendo sus juguetes con el pequeño. Pero excluye a los juguetes que se mojan y que acumulan moho, como los patitos de hule, los barquitos y los inflables. Mejor invertir en nuevos juguetes de baño, que por otro lado son productos bastante económicos.

 

Juguetes vintage

De la misma manera, aquellos viejos juguetes que tal vez hayan sido tuyos en la infancia, hoy en día no serían considerados seguros para un pequeño. Mejor guardarlos para cuando tenga edad para manipularlos sin riesgo. En cuanto a los juguetes de bebé, antes de dárselos a tu hijo menor lávalos y desinféctalos cuidadosamente, y descarta todos aquellos en los que se observen signos de desgaste –pintura descascarada, partes flojas, etc.

 

Chupetes y biberones

Aunque puedan tener valor afectivo, son productos que se desgastan con facilidad y deben ser cambiados, no reutilizados. Ahora pues, si tu hijo mayor acepta -¡por fin!- dejar el chupete obsequiándoselo a su hermanito recién nacido, siempre se lo puede guardar de recuerdo y comprar (a escondidas) un chupete igual para el bebé.

 

¿Qué hay de las sillitas para el coche?

Son el producto número 1 que no deberías comprar de segunda mano. El motivo es simple: si estos dispositivos estuvieron en algún choque, por más que se vean en buen estado, su seguridad está comprometida. Ahora bien, cuando quien conduce eres tú, y sabes que la silla efectivamente sigue sirviendo, tienes permiso para utilizarla con tu hijo pequeño. Aún así, deberías revisar la fecha de fabricación de la misma, ya que aunque no lo creas, estos productos tienen una fecha de caducidad de entre seis y nueve años.

¿Qué artículos para bebé sí ha heredado tu hijo pequeño?

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo: