5 ideas fáciles de disfraces para niños con los que triunfar en Halloween

Comentar: (2)

Compartir:

¿Te ha pillado el toro con el disfraz de tu peque? Que levante la mano quien no haya pasado por eso. Con todos los cambios que trae consigo el comienzo de las clases lo normal es que haya pequeñas cosas que se nos pasen por alto, y los disfraces de los peques para la tarde/noche del 31 de octubre pueden ser una de ellas. Pero sí, este año tocará disfrazarlos de nuevo. Y con lo que disfrutan de esta fiesta, más vale tener algo preparado. Eso significa haber pensado en un disfraz genial. Ideas hay para todos los gustos, pero si quieres acertar sí o sí con un arreglo de última hora, tenemos que decirte que estás de enhorabuena: los clásicos siempre ganan. Estos son los cinco disfraces que suelen triunfar en la noche previa al día de todos los santos. ¡Feliz Halloween!

 

  • Momia. Lo mejor de este disfraz es que disfrutará casi tanto vistiéndose como cuando ya esté en la fiesta, porque envolverse en vendas o papel higiénico tiene mucho de divertido. Esa es otra ventaja para ti: solo necesitas un buen rollo de papel higiénico (a poder ser de capa doble o, al menos, muy resistente) o varias vendas con las que enrollar su cuerpo. Se trata de rodear sus extremidades y después el tronco y la cabeza, y de pintar un poco de sangre por aquí y por allá, unas buenas ojeras y... ¡listo! Si además le enseñas a caminar como un muerto viviente, con pasos lentos y los brazos estirados hacia delante, ya tiene mucha de la diversión asegurada.
  • Vampiro. Solo los niños saben el juego que dan unos buenos colmillos de pega, y es prácticamente lo único que necesitas comprar para disfrazar a tu hijo de vampiro, además de una tela negra que haga las veces de capa. El resto es maquillaje -unas gotitas de sangre rodeando su boca, algo de polvos blancos en la cara, sombras grises en los ojos- y cierta fijación por los cuellos de todos los que le rodean. Se lo pasará en grande corriendo detrás de sus “víctimas”.
  • Brujita. Es todo un clásico que nunca pasa de moda y sigue causando sensación en las fiestas. Será por el gorro largo y picudo, por la escoba que sirve como vehículo, por la falda de tul, por las medias de colores o rayas... El caso es que a las niñas les encanta disfrazarse de brujas, buenas o malas -si escogen la segunda opción, es imprescindible la verruga junto a la nariz-, y da mucho juego porque puede convertir a sus amigos en sapos, en piedras, en troncos de árboles...
  • Pirata malo. No subestimes el poder de un buen parche en la cara de tu hijo, le encantará hacer que ve por un solo ojo y se sentirá el rey de la fiesta. Por eso el parche es una de las piezas fundamentales del disfraz. Un gorro o un pañuelo, un chaleco, unas botas y si es posible, un garfio, rematan su disfraz. Si quieres añadir algo más, hay quien se anima a coserle un loro de peluche sobre el hombro.
  • Fantasma. El más sencillo pero no por eso menos divertido de los cinco. Basta una sábana vieja con un par de agujeros y muchas ganas de asustar al personal. Precisamente por la libertad de movimientos que da este disfraz y las travesuras que permite -como es un fantasma se supone que nadie lo ve y puede hacer todas las trastadas que se le ocurran-, es uno de los preferidos de los niños. Si quieres añadir algún detalle, podéis hacer juntos en casa la tarde anterior una cadena con cartulina negra y pegar el final de ella a una pelota de goma.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

2

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (2 votes)

Compártelo en redes sociales

Comentarios

Muy útil! En estas fechas casi siempre estamos hechas un lío...encima,hay q ahorrar.yo,suelo buscar entre su ropa y pintarles la cara de fantasma o esqueleto.y si tienen capucha la aprovecho!

Muy útil y me ayuda en muchas ideas, por ejemplo, este año mi hijo se disfrazará de vampiro y no quería llenarlo de pintura blanca que se suele embarrar el resto del disfraz. La idea de los polvos blancos es mejor!!

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies