5 maneras de incorporar verduras de otoño en la alimentación de tu familia

Comentar: (0)

Compartir:

5 maneras de incorporar verduras de otoño en la alimentación de tu familia

Con el cambio de estación, también cambian las verduras de la góndola del supermercado o de la tienda más cercana a tu casa. Para aprovecharlas en su época de esplendor, lo mejor es consumir productos de estación. Aquí te damos algunas sugerencias.

Acelgas: mejor en panquecitos

Ricas en ácido fólico, vitaminas y fibra, las acelgas se encuentran en su mejor momento a comienzos del otoño. ¿Por qué no prepararlas en unos deliciosos panquecitos? Mezcla una taza de acelgas cocidas con 4 cucharadas de queso rallado, dos huevos, media taza de leche y media taza de aceite neutro. Añade una taza y media de harina y sal y pimienta a gusto. Vierte esta preparación en moldes de panquecitos (o en una budinera) y hornea hasta que se doren. ¡Lo mejor es que se pueden comer con la mano!

Pepino y tomate, una merienda excelente

Cuando de niños se trata, lo que se come frente al televisor no cuenta como comida, sino como aperitivo. Una fuente de rodajas frescas de pepino y tomate, que puedan cogerse con los dedos y comer con queso crema o mayonesa baja en calorías como dip será mucho mejor recibida como merienda que una ensalada a la hora de la cena. También puedes agregar bastoncitos de zanahoria o de apio.

Las verduras como postre

Por cierto, ¿has pensado en mezclar verduras y frutas? Los niños pequeños no tienen categorías tan fijas, y no tendrán ningún inconveniente en probar después de la comida una copa de tomates cherry cortados en cuartos y trozos de pera, por poner un ejemplo.

Cómo disimular las coles

Verduras tan saludables como el brócoli o la coliflor tienen mala fama entre los más pequeños. Ya sea por el olor que despiden al cocinarse, o bien por su extraña textura, más de un niño los rechaza pese a la insistencia de sus mayores. ¡La buena noticia es que es muy fácil camuflarlas! Ambas crucíferas se pueden servir trituradas y mezcladas en salsa bechamel, acompañando unos fideos. También puede servírselos mezclados con arroz con trocitos de pollo. El sabor no resalta y en general se acepta de buen grado. Truco para niños especialmente melindrosos: La blancura de la coliflor permite incluso que se pueda procesar y hacer pasar por puré de patatas.

Las sopas todopoderosas

Aquellos que no disfrutan la textura de las verduras aún pueden recibir buena parte de sus vitaminas y nutrientes si las toman en su sopa. Puedes procesarlas cuando ya estén cocidas para darle a este plato típico de otoño una consistencia cremosa y un aroma irresistible. Añade unos simpáticos fideos de letras o de animalitos para que tu plato sea todo un éxito en la mesa.

¿Cuáles verduras son las preferidas de tus hijos? ¿Tienes algún plato que te sirva para que las acepten de buena gana?

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies