5 recetas sencillas para bebés de un año

Comentar: (0)

Compartir:

Tu bebé ya ha cumplido su primer añito. ¡Felicitaciones! Para este momento, ya está en condiciones de probar prácticamente cualquier alimento, y lo ideal sería que dejes de prepararle platos especiales para que pase a comer lo mismo que le sirves a toda la familia.

Sin embargo, es posible que esta transición sea gradual, sobre todo si los horarios de las comidas del bebé no coinciden con las de los mayores. Por eso aquí te dejamos algunas sugerencias de platos que puedes prepararle para que siga incorporando nuevos alimentos.

Croquetas de arroz y pescado

Tu bebé probablemente ya pueda alimentarse por sus propios medios si le permites emplear sus deditos. Por ello, alimentos como bocadillos y croquetas son ideales. A esta edad ya puedes incorporar pescado azul –siempre bien procesado para prevenir ahogamientos con las espinas. Puedes preparar unas deliciosas croquetas con sobras de arroz blanco, pescado procesado y huevo batido. Haz bolitas que el pequeño pueda coger con la mano, pásalas por harina o pan rallado y fríelas.

Albóndigas

Por más que los bebés de un año ya tengan dientes, las carnes aún pueden resultarles un tanto duras de masticar. Nada mejor que unas deliciosas albóndigas bien tiernas. Puedes agregarle a la carne un poco de pan remojado en leche, queso rallado, cebolla picada, ajo, perejil, y los condimentos que más te gusten. Las albóndigas pueden servirse horneadas o bien cocidas en salsa.

Bocadillos de queso y vegetales

Una merienda saludable, que puedes preparar en pocos minutos. Unta el pan con mantequilla o queso, y rellénalo con las verduras crudas o cocidas que tengas a mano: bastones de zanahoria hervidos o al vapor, tomates, hojas verdes (bien lavadas, por supuesto), tiritas de calabacín o de pimientos, etc.

Tortitas de guisantes

Sencillas de preparar y muy sabrosas: procesa una taza de guisantes hasta obtener un puré, agrega dos huevos, tres cucharadas de queso rallado, media taza de leche y 20 gramos de mantequilla derretida. Revuelve hasta integrar todo. Añade una taza y media de harina y vuelve a mezclar. Fríe cucharadas de esta mezcla para obtener las tortitas. Puedes servirlas solas, o bien aderezadas con salsa de tomate. Una deliciosa manera de introducir legumbres en la dieta de tu niño.

Macedonia

Tu bebé de un año ya puede comer toda clase de frutas. A las habituales manzanas, peras y plátanos ya puedes añadir melocotones, albaricoques, higos, frutos rojos (fresas, frambuesas, arándanos), trocitos de piña, melón, sandía, kiwi, etc. Combina frutas de diferentes colores y rocíalas con zumo de naranja. Las frutas son dulces naturales. ¡No es necesario agregar azúcar!

 

 

Puede que también te interesen los siguienets artículos:

 

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados