Animales de compañía en el tratamiento de niños » LetsFamily
animales compania y niños

La importancia de los animales de compañía en el tratamiento de niños

 

Artículo escrito por: Xavier Vicent, Psicólogo

 

Paso a paso estamos avanzando, adquiriendo experiencia, seguridad y, ante todo, aprendiendo a disfrutar de cada etapa del desarrollo de nuestros hijos/as. Hoy, sentado aquí, pensando en mis palabras dirigidas a vosotros he decidido compartir con todos mis queridos acompañantes de este precioso viaje alguna experiencia de mis otros e innumerables viajes acompañando como guía a muchas familias. He decidido compartirlo con todos vosotros porque creo que nos va a servir de ayuda, el primero a mí, sin duda. Se trata de una bonita historia sobre la importancia de los animales de compañía en el tratamiento de niños con dificultades.

 

La historia de una niña con mutismo selectivo

Hace muchos, muchos años, conocí a una maravillosa familia con una preciosa y extraordinaria hija. Decidieron acudir a mí con una necesidad de ayuda, desde su dolor y desesperación. Su pequeña joya de 7 añitos no hablaba con nadie, ni con papá, ni con su hermanito, ni con sus inestimables compañeros/as de colegio. No compartía con nadie sus preciosas experiencias, sus inquietudes… su mundo interior. Estaba totalmente cerrada en sí misma. No quería ni podía utilizar esa herramienta que tenemos para relacionarlos con el mundo: el lenguaje. Sólo mamá era la persona privilegiada de escuchar algunas simples, pero importantes palabras.

Se había intentado todo, y cuando os digo TODO, pensad que realmente es todo aquello que está en nuestras manos y sabiduría. Esta pequeña niña había dejado de sonreír al mundo. Era una gran observadora de todo lo que sucedía a su alrededor, pero era una gran desconocida para todo el mundo que la rodeaba. Ya nadie la invitaba a cumpleaños, fiestas. Ya no iba de excursiones, colonias… sus papás ya no quedaban con amigos: total, como no habla.

La familia me conoció, me explico; compartió conmigo su temor, dolor, preocupación. Conocí a la niña. Establecimos el punto de partida: mutismo selectivo. El mutismo selectivo es descrito dentro los trastornos de ansiedad infantil, como un trastorno en el cual la persona parece muda ante situaciones que se espera que hablen, son perfectamente capaces de hablar y de comprender el lenguaje. Funcionan normalmente en otras áreas de comportamiento y lenguaje.

 

Y de repente… aparece Max

Compañeros de viaje, teníamos delante un enorme reto. Después de pensar y pensar, compartir la situación con otros guías… aquí es donde entra en escena mi querido, estimado Max, al que quiero dedicar el protagonismo que se merece. Quedamos con la familia para que conocieran a mi amigo Max: ¡nos íbamos de excursión!, papá, mamá, la pequeñita protagonista de la historia, Max y yo.

Tan pronto como nos encontramos, Max llamó la atención rápidamente: fuerte, esbelto, dinámico, pelo negro, mirada adorable… y empezamos el pequeño trayecto. Ella se avanzó con Max, al cabo de un largo rato nos sentamos a descansar. Ella, como os imagináis, con mi amigo, y ya quizás también su amigo Max. Parecían ya inseparables. Se buscaban mutuamente. Amigos/as lectores, no me voy a extender en detalles de la historia. Lo más bello es que empezamos a repetir las excursiones, salidas. Max y ella eran ya inseparables. La pequeña empezó a comunicarse con Max, no solo con cuidados, caricias…también con el LENGUAJE. Y a los que estábamos allí con ellos.

Os he de reconocer que Max también me enseñaba a mí. Estaba aprendiendo con él. Max la acompañaba al colegio. Algún día entró a conocer a sus compañeros de clase. Max también pasó horas en su casa. Se habían convertido en amigos de viaje. Nuestra pequeña protagonista de la historia empezó a explicarle al mundo quien era, que pensaba, que sentía… sí compañeros de viaje, empezó a hablar.

 

La importancia de los animales de compañía en el tratamiento madurativo y emocional de los niños

Yo no lo hubiera conseguido sin Max. Nuestra protagonista es ahora mamá de dos pequeñas joyas. Todavía, en momentos que nos encontramos, recordamos el trayecto que vivimos juntos. Y como era de esperar, siempre aparece Max. Él ya no está entre nosotros. Nos dejó. Y aunque él ya no esté, os explicaré quien era. Max, mi amigo, un precioso perro labrador. Nació quizás con el don de ayudar. Su fiel dueño lo percibió, le enseño, y Max, como privilegiado alumno, aprendió.

Max me acompañó y me ayudó en muchos y muchos trayectos, viajes… niños/as con dificultades severas, graves, degenerativas… casas, hospitales, paisajes… y con el deseo, quizá iluso, que alguien que lea hoy mis palabras, recuerde que allí estuvimos.

Desde ese momento, vuestro guía descubrió la importancia de los animales de compañía en el tratamiento, desarrollo, tanto madurativo como emocional de los niños. No voy a escribir en profundidad sobre esto, hay guías expertos en estos temas, donde sus palabras serán de mucha más ayuda y conocimiento que las mías.

Hoy, en esta etapa del viaje que compartimos juntos, he decidido escribir una pequeña parte de mi historia. Empezamos a conocernos más, llevamos un tiempo juntos.

Acabo mi historia de hoy, solo esperando que mis palabras hayan servido para comprender que hay un maravilloso mundo a nuestro alrededor. Un mundo lleno de dificultades, de problemas… pero también de alegrías, ilusión. Un mundo lleno de VIDA.

 

PD: papás, mamás: enseñemos a nuestros hijos/as como vivir esta vida. Y más ahora, más que nunca con lo que estamos viviendo. Seamos el precioso espejo donde ellos/as puedan mirarse y aprender. Eso sí: aprendamos también con ellos/as.

 

 

xavi.vicent.psicologo

Xavier Vicent

«Psicólogo pero sobre todo y ante todo: PADRE. Y desde mi humildad y experiencia, su guía para los que quieran y deseen. Y como nos queda un camino muy largo os confieso un pequeño secreto: quiero seguir aprendiendo de vosotros.»

«Con ganas ya de empezar a caminar, vivir, sentir…»

OTRAS ENTRADAS DE XAVIER VICENT