Beneficios de las vacaciones en los niños

Comentar: (0)

Compartir:

Un grupo de niños sonrientes en verano

Todos necesitamos tener un respiro de vez en cuando. Incluso los niños, que suelen vivir con unas rutinas casi tan maratonianas como las de los adultos: madrugar, ir al cole, asistir a clases extraescolares, deberes... Incluso a los más pequeños, aún sin las obligaciones de las tareas y generalmente con menos actividades después de la jornada escolar, les va bien descansar de vez en cuando del día a día. Te contamos las razones por las que el ocio vacacional no solo es perfecto para los adultos: también los niños lo necesitan.

1. Aprenden a tomar decisiones

Cuando están inmersos en la rutina del día a día, los niños tienen pocas oportunidades para decidir. Aparte de la hora del recreo, donde pueden jugar a lo que más les apeteca, el resto del día suele estar tan planificado que queda poco espacio para mostrar sus intereses. En vacaciones tendrán que pensar qué les apatece hacer, qué les gusta de verdad, con quién querrían jugar... Es un espacio para desarrollar de verdad su personalidad.

2. Conocen el aburrimiento 

¿Es eso positivo? Pues lo cierto es que puede serlo. Cuando tenemos demasiado tiempo desocupado procuramos llenarlo con actividades que requieran usar nuestra imaginación. Y lo mismo les pasa a los niños. Claro que ellos enseguida recurren a la fantasía, incluso cuando están ocupados, pero nunca está de más ponérselo fácil dándoles mucho tiempo libre.

3. Pasan más tiempo con personas distintas a sus cuidadores habituales

La logística familiar durante las vacaciones de los niños suele llevar consigo que los abuelos o los tíos o cualquier otra persona cercana a nosotros nos eche una mano con los más pequeños hasta que lleguen nuestras vacaciones. Es una oportunidad ideal para que estrechen lazos con otros adultos, de los que también aprenderán cientos de cosas.

4. Nuevos amigos 

La socialización también se fomenta en vacaciones. Los amigos del cole seguirán siéndolo cuando vuelvan todos a clase en septiembre pero hasta entonces, estar en diferentes entornos facilitará que se interrelacione con otros niños y niñas de su edad. Un buen momento para que aprenda nuevas habilidades sociales.

5. Hacer nuevas actividades 

Bañarse en el mar, recorrer las calles del pueblo de los abuelos, conocer el monte... En vacaciones seguramente vivirá nuevas experiencias que pueden ser geniales para su aprendizaje. Cuantas más novedades conozca y más experiencias novedosas viva, más completo será su desarrollo. 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados